Monitoreo de noticiarios en radio y televisión, por Yurisha Andrade Morales

269

Monitoreo de noticiarios en radio y televisión

Dra. Yurisha Andrade Morales*

Los procesos electorales deben organizarse con apego a diversos principios y valores orientados a garantizar una competencia más justa en una cancha pareja. No se trata de la aplicación de recetas mágicas para lastimar la fuerza o representatividad de los actores políticos o para tergiversar la voluntad de los electores, si no de la búsqueda de condiciones de mayor igualdad en la disputa de los cargos públicos que abonen a favor de la legitimidad de las elecciones y de la democracia.

Sabemos del rol y la importancia que los medios de comunicación tienen en las democracias modernas y justo por ello nuestra legislación determina la emisión de lineamientos o sugerencias para la difusión de noticias en las precampañas y campañas. Por ello, el pasado 16 de diciembre el Instituto Nacional Electoral y la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM firmaron un convenio para la realización del monitoreo de 63 noticieros y 10 programas de espectáculos en precampaña, así como 493 noticieros y 10 programas de espectáculos en el curso de las campañas, que en su conjunto sumarán 32 mil 849 horas de transmisiones. El INE apuesta por la experiencia acumulada por la UNAM, dado que desde 2008 ha realizado el monitoreo en ocho elecciones federales y dos locales.

Monitorear espacios noticiosos en medios de comunicación durante los procesos electorales es un mecanismo de transparencia, cuyo objetivo es proporcionar información cierta, oportuna, completa, plural e imparcial para conocer cómo se difunde información en noticiarios sobre partidos y candidatos en radio y televisión durante las precampañas y campañas electorales, para conocer cómo se distribuye tiempo entre los aspirantes y cómo se califican desde los medios las actividades y declaraciones de los precandidatos y candidatos.

A través del monitoreo, la ciudadanía conoce datos que le pueden permitir razonar su voto y también conocer el comportamiento ético de los medios. Conforme a la ley, los resultados tienen que hacerse públicos, por lo menos cada quince días, a través de los tiempos destinados a la comunicación social del INE y en los demás medios que sean posibles.

Para el monitoreo de los medios de comunicación en el proceso electoral 2020-2021, se cuenta con un catálogo de programas nacionales conformado por 1,420 noticiarios, 995 de radio y 425 de televisión. El monitoreo tendrá ahora la incorporación de tres variables nuevas atendiendo a las últimas reformas constitucionales relativas a la violencia política contra las mujeres en razón de género, a la paridad en la postulación de candidatos y candidatas, así como cualquier tipo de discriminación.

La primera se refiere a identificar el sexo de la persona mencionada, es decir, establecer si hay una relación entre el sexo de la persona sobre la que informa y el modo en el que se alude en la noticia sobre ella, para saber concretamente si el lenguaje utilizado es peyorativo o discriminatorio.

La segunda está relacionada con el uso del lenguaje incluyente y no sexista por parte de las personas comunicadoras, respecto a mujeres y a otros grupos; por ejemplo, personas mayores, afromexicanas o personas pertenecientes a pueblos y comunidades indígenas, a migrantes y refugiadas, a personas con discapacidad o portadoras de VIH, o a integrantes de la comunidad de la diversidad sexual y a otros grupos en situación de discriminación.

Finalmente, la tercera variable se centra en la presencia de estereotipos de género en la información que se brinda a la audiencia, tales como aquellos que cosifican a la mujer, aquellos otros que refuerzan la imagen de ésta en los roles domésticos y los que hacen mofa sobre la vestimenta, la edad o los rasgos físicos.

Estas tres variables se suman a otras tantas que forman parte de la metodología para el monitoreo de medios, a saber: I. Espacio y tiempo de transmisión; II. Género periodístico; III. Valoración de la información y opinión; IV. Recursos técnicos utilizados para presentar la información; V. Ubicación o jerarquización de la información; VI. Registro de encuestas o sondeos de opinión; VII. Igualdad de género y no discriminación; y, VIII. Violencia política contra las mujeres en razón de género. Todas estas variables deberán ser estudiadas en una unidad de análisis llamada pieza de monitoreo, es decir, la fracción o las fracciones generadas por la división de la información presentada a lo largo de la transmisión del noticiario.

La equidad y la transparencia en los comicios debe ser protegida por todos los actores involucrados, desde los partidos políticos, candidatos independientes y autoridades electorales, hasta los medios de comunicación y la sociedad en general. Por ello, mantener un monitoreo sistemático de los espacios noticiosos, a través de una institución educativa que goza de amplia credibilidad, fortalecerá la confianza de la ciudadanía en las elecciones más grandes y complejas de la historia del país.

Como Presidenta del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán creo en la equidad como principio básico en las contiendas electorales y en la necesidad de que todos aportemos en la construcción y fortalecimiento de una democracia cada vez más incluyente y participativa.

* Magistrada Presidenta del Tribunal

Electoral del Estado de Michoacán

@YurishaAndrade