Habrá revocatoria de mandato; el análisis de la Dra. Yurisha Andrade Morales

1138

Habrá revocatoria de mandato

Yurisha Andrade Morales*

El domingo 10 de abril se instalarán mesas directivas de casillas para inaugurar esta modalidad de democracia participativa directa. Por primera vez en nuestra historia la ciudadanía mexicana podrá evaluar la gestión del titular del ejecutivo federal y determinar si continúa en el ejercicio de su encargo hasta la conclusión de su mandato o si es removido anticipadamente, conforme a las reglas establecidas en las bases constitucionales y en la Ley.

            Ya el lunes 31 de enero el INE presentó el informe final sobre la recabación y verificación de firmas concluyendo que se alcanzó el porcentaje de apoyos ciudadanos requerido en la Constitución, por lo que el viernes 4 de febrero fue emitida la convocatoria. Conforme a las cifras oficiales dadas a conocer, en 25 entidades se superó el tres por ciento de apoyo de la ciudadanía respecto de la lista nominal de electores de cada una de éstas, con lo cual se cumplió lo previsto en la Ley Federal de Revocación de Mandato. También se informó que el 28 de enero se concluyó el plazo para ejercer garantía de audiencia para realizar aclaraciones por firmas rechazadas, sin que se recibiera ninguna solicitud.

            Sobre el controvertido número de las firmas, el INE informó que mediante la aplicación móvil recibió un millón 382 mil 31 firmas, encontrándose un millón 85 mil 51 en las listas nominales; mientras que, en formatos físicos, se recibieron nueve millones 759 mil verificándose el registro válido de 2 millones 366 mil 792, con lo cual se obtuvo una cifra final de 3 millones 451 mil 843 apoyos válidos, que equivalen al 3.75% de los inscritos en la lista nominal nacional.

            La autoridad igual realizó un ejercicio muestral para determinar la autenticidad de las firmas, a través de visitas domiciliarias obteniendo que el 75.04% de ciudadanas y ciudadanos, ratificaron haber firmado, mientras que el 24.96% indicaron que no, es decir, una persona de cada cuatro, negó haber aportado su firma para apoyar la emisión de la convocatoria de revocación del mandato. Ello motivará que, en su caso, el INE defina si se abren o no procedimientos sancionadores por posibles conductas infractoras, dado que, entre otros aspectos, por ambas modalidades de recabación de firmas, se detectaron 17 mil 833 personas fallecidas y 1 mil 265 personas suspendidas en sus derechos políticos.

            Uno de los aspectos que mayor discusión ha generado sobre la verificación de las firmas, consistió en que el INE decidió que de las que fueron presentadas en papel solo se revisara el 31.3% del total, con el propósito de no incrementar el uso de recursos públicos por un monto adicional de 6.4 millones de pesos más, lo cual motivó que distintas organizaciones ciudadanas y legisladores del partido Morena, solicitaran que se concluyera la revisión correspondiente señalando que es necesario conocer el universo total del respaldo ciudadano.

            Aun así, la organización de la revocatoria continúa ya con decisiones finales sobre diversos diferendos, como es la respuesta que la SHCP envió al INE en relación con la solicitud de ampliación presupuestal por 1 mil 738 millones de pesos que fue denegada o la decisión que el martes pasado emitió la Suprema Corte de Justicia de la Nación que decidió mantener, por una votación de 7 a 4, la redacción original de la pregunta planteada en la Ley, dado que legisladores del PRI, PAN y PRD habían impugnado su contenido, argumentando que la redacción debió limitarse a preguntar si el presidente de la república debe ser removido.

            Pese a todas las complicaciones que hemos conocido por la deliberación pública en torno al tema, es un hecho que el ejercicio de revocatoria del mandato se llevará a cabo con las dimensiones que el INE determine en función de los recursos disponibles. Lo importante será que las y los ciudadanos nos apropiemos de estos mecanismos, que aprendamos que la democracia va más allá del ejercicio del voto que determina quién ejerce los cargos públicos y que la rendición de cuentas es saludable para la democracia mexicana.

            De la primera experiencia se desprenderán lecciones para mejorar nuestros novedosos ejercicios de democracia participativa directa. Aun así, es relevante ejercer el derecho a participar en plenitud de libertad y de nuestros derechos políticos para cruzar la respuesta que cada uno valore como la más correcta. La opción que se elija merece el mayor respeto y será contada con pulcritud por la autoridad electoral. México avanza en la ruta del fortalecimiento de nuestra vida pública en beneficio de la colectividad.

*Magistrada del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán

@YurishaAndrade