Urge que federación asuma nómina educativa: Lucila Martínez

318

Para resolver un tema estructural e histórico que ha lastimado por años las finanzas estatales y con ello las posibilidades de desarrollo, es apremiante que se cristalice el tema de la federalización de la nómina, sostuvo la diputada integrante de la LXXIV Legislatura en el Congreso del Estado, Lucila Martínez Manríquez en el marco de la gira del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador por Michoacán. 

La legisladora consideró positiva la visita del titular del Ejecutivo Federal en la entidad, no obstante, reconoció que en el marco de la misma se esperaba que se anunciara que lo relacionado al tema educativo ya estaría resuelto, más aún cuando desde noviembre pasado el gobierno de Michoacán comenzó con el proceso para devolver la nómina.

Si bien reconoció los avances que se han logrado entre el Gobierno Federal y Estado, para atender el problema educativo y avanzar en relación a la federalización de la nómina, señaló que este tema no puede postergarse, ya que el estado no cuenta con los recursos para hacer frente al pago de nómina.

Michoacán año con año arrastra un déficit de cinco mil millones de pesos generado por los gastos en el sector educativo, lo que ha ocasionado serias dificultades al estado, ante lo que es necesario que se concrete la federalización o bien el gobierno de la República destine recursos extraordinarios a la entidad, como lo hicieron otras administraciones, ya que este problema se ha reportado desde hace varios años.

El déficit en el sector educativo ha afectado las finanzas del estado en los últimos 14 años, ya que la participación estatal en educación incrementó en 55 por ciento respecto a 1992, lo que fue generando un enorme boquete en las finanzas del Estado y un creciente déficit acumulado para el pago de la nómina magisterial.

Por ello, resulta apremiante que a la brevedad se genere certeza a los seis mil 315 planteles educativos que atiende el estado, de los once mil que existen en el territorio michoacano.