Proceso electoral en marcha; “del 4 de abril al 2 de junio, las campañas a la gubernatura”. El análisis de Yurisha Andrade

223

Proceso electoral en marcha

Yurisha Andrade Morales*

Los periodos de los gobiernos y de los representantes populares tienen caducidad legal y deben escuchar el veredicto de las urnas si aspiran a refrendar o conquistar la confianza ciudadana. Todos, sin excepción, se deben al respaldo popular que no es eterno y puede cambiar si no cumplen las expectativas forjadas en las campañas y en el ejercicio de los cargos. Justo por ello, el pasado 6 de septiembre, el Instituto Electoral de Michoacán dio inicio al proceso electoral 2020-2021.

Sabemos que la realización del proceso electoral incluye un universo amplio de actividades orientadas a construir confianza y certeza en su desarrollo. Por su relevancia destaco las siguientes: entre el 1 y el 31 de octubre se emitirá la convocatoria para las personas interesadas en participar como candidatos independientes, pudiendo recabar las firmas de apoyo ciudadano entre el 14 enero y el 12 de febrero de 2021 quienes pretendan participar en la elección de la gubernatura y del 24 al 12 de febrero para diputaciones y ayuntamientos.

Del 23 de diciembre al 31 de enero de 2021, tendrán lugar las precampañas para que los partidos elijan a sus candidatos a la gubernatura del Estado, mientras que para las diputaciones y ayuntamientos el plazo será del 2 al 31 de enero de 2021. El registro de candidatos para gobernador será del 10 al 24 de marzo mientras que para las diputaciones y ayuntamientos del 25 de marzo al 8 de abril. Las campañas electorales serán del 4 de abril al 2 de junio de 2021 para la gubernatura y del 19 de abril al 2 de junio para diputaciones y ayuntamientos.

A partir del 7 de mayo y hasta el 6 de junio de 2021 las autoridades estatales y municipales se abstendrán de establecer y operar programas extraordinarios de apoyo social o comunitario que impliquen la entrega a la ciudadanía de materiales, alimentos o cualquier elemento relativo a programas asistenciales, de promoción o de desarrollo social, salvo en los casos de extrema urgencia debido a epidemias, desastres naturales o siniestros.

El 3 de junio inicia la veda electoral, la cual se mantendrá hasta al 6 de junio, plazo dentro del cual las candidaturas no pueden hacer llamado al voto. Ésta tiene como finalidad que la ciudadanía reflexione su voto. En este periodo queda prohibido publicar o difundir por cualquier medio los resultados de encuestas o sondeos de opinión u otro resultado que tenga por objeto dar a conocer las preferencias electorales de la ciudadanía.

El 6 de junio se llevará a cabo la jornada electoral, en el cual la ciudadanía hace efectivo su derecho a votar. Del 9 al 12 de junio se realizará el cómputo de la votación recibida en los comités distritales y municipales. Una vez concluidos, el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán será el encargado de sancionar las elecciones a través de los juicios de inconformidad que se presenten en contra de los resultados y declaratoria de validez.

El 13 de junio, el Instituto Electoral de Michoacán realizará el cómputo de la circunscripción plurinominal, declaración de validez de la elección, asignación de diputaciones de representación proporcional y expedirá las constancias respectivas a las candidaturas ganadoras. De la misma forma, llevará a cabo el cómputo estatal referente a la gubernatura.

Será el 1° de septiembre de 2021, cuando se llevará a cabo la toma de posesión de los ayuntamientos electos; el 15 de septiembre se instalará la LXXV Legislatura del Congreso del Estado y el 1° de octubre de ese mismo año, toma posesión la gobernadora o gobernador electo.

Por vía de las elecciones el voto nos iguala sin importar las profundas asimetrías sociales que persisten en México y en nuestra entidad. En las urnas valdrá lo mismo el sufragio que emitan ricos y pobres, el que se deposite en las urnas del campo o de las ciudades, el de migrantes que lo envíen desde el extranjero, el de creyentes y laicos. No hay distinciones por condición física, preferencia sexual, color de piel o ideología. La integración de los poderes públicos se sustentará, de nuevo, en la máxima universal consistente en que un mexicano o una mexicana es igual a un voto, no se discriminará a nadie, es la suma de voluntades individuales que se convierte en voz colectiva que expresa y hace pesar la pluralidad de nuestra sociedad michoacana.

La cita con las urnas será el 6 de junio y ahí estaremos en un momento en el que todas y todos apostaremos por mantener el modelo de democracia en sus elementos sustantivos, por mantener su carácter inclusivo, en fortalecerla como un mecanismo que ha permitido alternancias, terrenos de competencia con cancha pareja y votos efectivos con listas de votantes verificadas y solo controladas con imparcialidad por las autoridades electorales y nunca por los gobiernos o los partidos.

* Magistrada Presidenta del Tribunal

Electoral del Estado de Michoacán

@YurishaAndrade