Presidenta del TEEM, Yurisha Andrade participa en conversatorio de observación electoral 2021

223

La observación electoral es especialmente significativa en aquellos procesos comiciales afectados por la violencia, la intimidación, la compra de votos, la circulación de información falsa o tendenciosa, o la amenaza de fraude físico o cibernético, señaló la Presidenta del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM), Magistrada Yurisha Andrade Morales.
Al participar en el conversatorio “La Observación Electoral. Elecciones 2021”, la doctora en Derecho subrayó que la observación electoral permite proveer elementos objetivos e imparciales para desactivar la tensión y la posible violencia que pudiera surgir durante el período poselectoral, y contribuye a la legitimidad de las autoridades surgidas de las elecciones.


La Presidenta del TEEM se pronunció por conformar una red estatal de observación electoral, y propuso configurar un mapa de riesgos electorales para identificar los puntos geográficos, casillas y distritos que históricamente registran los mayores porcentajes de delitos e irregularidades en materia electoral. 
La titular del máximo órgano jurisdiccional en materia electoral en Michoacán compartió el espacio virtual este sábado con Ignacio Hurtado Gómez, Presidente del Instituto Electoral de Michoacán (IEM); y David Alejandro Delgado Arroyo, Vocal Ejecutivo del Instituto Nacional Electoral (INE) en la entidad. María Enríquez fungió como moderadora de las jornadas. 
Andrade Morales consideró que las misiones de observación electoral centran sus objetivos en reforzar la transparencia del proceso electoral para incrementar la confianza de la ciudadanía, así como reducir y disuadir las posibilidades de fraude, de intimidación y de prácticas irregulares.
Las misiones de observación electoral también impulsan la aceptación de los resultados por parte de todos los actores electorales, asumió la juzgadora michoacana, al anotar que el pasado proceso electoral fue el más observado en la historia de México, con más de 30 mil observadores electorales nacionales y 907 extranjeros, provenientes de 60 países en el mundo.
La Presidenta del TEEM rememoró que la observación electoral en México nace de una movilización social ante los resultados oficiales de los polémicos comicios de 1988, llevando a los partidos y actores políticos a regular la participación de los observadores electorales en el proceso electoral de 1994.
A su vez, el Vocal Ejecutivo del INE en Michoacán, David Alejandro Delgado, recordó que el 30 de abril de 2021 es el plazo límite para solicitar acreditación como observador electoral.
El árbitro dejó en claro que los observadores electorales no deben tener vínculos con partidos políticos y conducirse con imparcialidad, sin interferir en la operación de las mesas directivas de casilla.
Delgado Arroyo percibió una tendencia nacional de caída de la observación electoral en términos individuales, después del gran auge participativo en el proceso electoral de 1994.
Por su parte, el Presidente del IEM, Ignacio Hurtado Gómez, llamó a no limitar la observación electoral a temas técnicos, pues las campañas digitales, los medios de comunicación, la violencia política contra la mujer y las redes sociales también inciden y afectan el desarrollo de los procesos democráticos.
Hurtado convocó a la ciudadanía a hacer monitoreo electoral en tiempo real durante la pandemia por Covid-19 desde sus hogares, la computadora o el dispositivo móvil. Y se congratuló que los estados de Hidalgo y Coahuila (“que fueron los conejillos de Indias del INE para la implementación de protocolos sanitarios”) no hayan registrado repunte de casos Covid.
El Presidente del IEM disertó que la observación electoral actuó intensamente durante la transición a la democracia “para constar si efectivamente los muertos no se levantaban a votar, cómo se embarazaban las urnas, si existían el ratón loco o el carrusel, o cómo eran los tacos en materia electoral”.
Cabe referir que dicho conversatorio fue organizado por la Asociación de Egresados de la Facultad de Derecho de la Universidad Michoacana (ASEFADE) que preside el Lic. Erick Zavala, con el apoyo de los organismos electorales de la entidad y del Claustro de Profesores e investigadores.