Para frenar los feminicidios debe erradicarse la violencia machista: Senadora Blanca Piña

134

Morelia, Mich., 8 de marzo de 2022.- En el marco del Día Internacional de la Mujer, la senadora de Morena Blanca Piña Gudiño, señaló que para frenar los feminicidios y homicidios dolosos en contra de las mujeres, debe erradicarse la violencia machista que se ha exacerbado en los últimos años en México y cortarse de raíz en todos los espacios laborales.

La legisladora federal por Michoacán, reconoció la lucha de miles de mujeres que este 8 de marzo saldrán a las calles en todo el país, para demandar un alto a la violencia homicida, pero también un freno al acoso laboral que todos los días afecta a este sector de la sociedad.

“La exigencia para atender la violencia en todas sus formas y modalidades, es una de las principales demandas que impulsa la movilización de las mujeres en todos los rincones del mundo; si queremos acabar con los feminicidios, debemos erradicar de nuestra sociedad, todas las desigualdades y vicios cotidianos naturalizados por siglos. Este es el único camino para alcanzar la demanda compartida por todas para garantizar una vida libre de violencia para las mujeres”, puntualizó la senadora.

Blanca Piña recordó que en México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el acoso o la falta de respeto hacia las personas trabajadoras, son una de las principales causas de abandono laboral que año tras año, afecta a miles de personas; “tan solo en el primer trimestre del 2021, más de 16 mil mujeres dejaron su trabajo por motivos de acoso o discriminación”, acotó.

Desde el Senado, Blanca Piña dijo además que en esta legislatura, “estamos restituyendo los derechos que le fueron arrebatados a la clase trabajadora durante el periodo neoliberal; muchos de los que hoy dicen indignarse por los dolores del pueblo, levantaron las manos, gustosos en el pasado para despojarlos de los derechos más básicos hasta llevarlos a la precarización laboral y social”.

En este contexto, la representante popular agregó que “entre tantos problemas que afectan a las y los trabajadores, se encuentra la violencia y el acoso, los cuales constituyen una violación a los derechos humanos y afectan gravemente la salud psicológica, física y sexual de las personas”.

La violencia y el acoso son un problema generalizado que afecta a todos los países, ocupaciones y formas de trabajo; son el resultado de la indefensión en la que se encuentra la clase trabajadora frente a la patronal, agregó al tiempo que apuntó que la violencia y el acoso no son fenómenos excepcionales, sino que forman parte estructural de las condiciones laborales que enfrenta cotidianamente la clase trabajadora de nuestro país.

También, recordó que la pandemia ocasionada por la COVID-19, ha contribuido a incrementar las formas de violencia y acoso relacionadas con el trabajo, en particular contra las mujeres y los grupos vulnerables, que por no perder el empleo en esta difícil situación, se ven sometidos a amenazas, intimidaciones y abusos.

Blanca Piña enfatizó que siempre ha luchado por restituir los derechos que le fueron arrebatados a la clase trabajadora, “por eso, en diciembre de 2020 presenté una iniciativa de reforma a la Ley Federal de Trabajo en materia de acoso laboral, con la cual propuse incorporar a la legislación en la materia la caracterización y la prohibición del acoso laboral”.

“Hoy damos un gran paso ratificando el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo, sobre la Eliminación de la Violencia y el Acoso en el Mundo del Trabajo, siendo uno de los primeros países en el mundo en hacerlo, lo cual garantizará a las y los trabajadores una defensa ante esta terrible situación”, señaló.

En este contexto, agregó que la violencia y el acoso son incompatibles con el trabajo decente y la justicia social, por ello “nuestro movimiento siempre ha luchado del lado del pueblo y con esta votación ratificamos nuestro compromiso en la defensa de las causas más sentidas de las y los trabajadores”.

Piña Gudiño agregó finalmente que seguirá luchando por construir un futuro mejor en el que la dignidad y el respeto sean la base para el desempeño de las labores de las y los trabajadores, y que estos cuente con espacios libres de violencia y acoso; “legislaremos para que los violentadores y acosadores sean castigados, terminando con círculo vicioso de la impunidad que tanto daño nos ha hecho”.