Morena inició campaña en Michoacán

Esfera Pública

116

Christián Gutiérrez.

Decía un político priísta, de esos viejos con experiencia que conocí: “la política es un arte de paciencia, constancia y circunstancias”.

Con eso, a pesar de haber estudiado ciencia política, comprendí que la política tiene ciencia, pero también mucho de arte, de política real.

Durante por lo menos un año, leí encuestas de INDES –que son públicas- y así detecté y comenté varias cosas que, en su momento, sonaron poco creíbles para algunas personas.

a)           Hace un año, a ciertos priístas les dije que Memo Valencia les llevaba demasiada ventaja al interior y que, si querían ser verdaderamente competitivos, debían hacerlo candidato a la alcaldía de Morelia. En aquel momento solo atinaban en decirme que, “Memo solo era un fenómeno en las redes sociales”. La historia está escrita y hoy Memo pudiera ganar para el PRI, la alcaldía de Morelia.

b)           A otros, les dije que Alfonso Martínez era el más fuerte en una posible alianza. La historia está escrita y hoy Alfonso también podría ganar para el PAN-PRD, la alcaldía de Morelia.

c)            Les dije que Cristóbal Arias Solís era el mejor prospecto en la interna del Morena por la gubernatura de Michoacán, y que en caso de que se diera una encuesta real, no tendría problemas en ganarla. La realidad es que nunca hubo encuesta, fue dedazo y hoy la historia está escrita. Arias Solís no fue el candidato del Morena, y ahora solo hace una campaña testimonial en un partido pequeñito.

d)           Les dije que Raúl Morón no era la carta más fuerte del Morena por la candidatura a la gubernatura de Michoacán. Hubo dedazo, y la historia está escrita. Lo quisieron imponer como candidato y hoy, tan solo le dejaron la Presidencia estatal del Morena.

e)           Les hablé de Alfredo Ramírez Bedolla, el hoy candidato a la gubernatura de Michoacán, por el Morena. Les dije que, de acuerdo a esta casa encuestadora, Alfredo no era conocido en Michoacán, pero que le alcanzaba de sobra para ser el candidato a la alcaldía de Morelia, pero, además, dije que se presentaba un fenómeno interesantísimo: La marca Morena, por allá de noviembre pasado, tenía una intención del voto en Morelia del 24%, pero al sumarle el nombre de Alfredo Ramírez Bedolla, se caía la intención del voto al 8%.

En fin, ¿por qué señalo todo esto? Porque me interesa reflexionar en torno al candidato del Morena, Alfredo Ramírez Bedolla.

Alfredo inició ya campaña rumbo a la gubernatura y lo hizo como en realidad suelen hacerlo la mayoría de los políticos: con el clásico acarreo de personas para llenar una plaza grande e intentar hacernos creer que esa es su fuerza. La realidad es que no es así, tan solo son montajes que a los políticos les cuestan miles o cientos de miles de pesos. Movilizar estructuras y personas pobres que acceden porque representa comer un día, no es tan simple, pero pagan para acarrear.

Ahora bien, esto tampoco indica que Alfredo Ramírez esté derrotado. En realidad, está montado en una de las dos marcas políticas más poderosas, que son las que en realidad competirán por la gubernatura del Estado: el Morena-PT y el Equipo por Michoacán PAN-PRI-PRD.

¿Tiene oportunidad de ganar Alfredo? Sí tiene, pero me parece que el Morena arranca muy por debajo de la expectativa que tenía antes de iniciar oficialmente las campañas. Veamos algunos aspectos de este candidato:

En contra:

a)           Quedan pocos días de campaña y eso dificulta que crezca y sume la marca persona Alfredo Ramírez Bedolla, es más, estoy seguro que esto no lo logrará.

b)           Alfredo Ramírez Bedolla no es conocido en el Estado y deberán placearlo rápidamente. Por eso, iniciaron ya lo que se llama “campaña sin candidato”. La está haciendo Raúl Morón, que logró más posicionamiento, y le apostarán a que la gente continúe asociando a AMLO con el Morena para que la gente vote por los candidatos del Morena, pensando que ayudan a López Obrador. Esto les podría garantizar votos para Morena, aunque no se conozca a Alfredo Ramírez Bedolla.

c)            Alfredo Ramírez no tiene una palanca de apoyo en el candidato a Morelia, por Morena. El caso de Iván Pérez Negrón es muy similar al de Alfredo. De acuerdo a encuestas que vi, no conocen a Iván en Morelia, y la fuerza que trae, en realidad es la fuerza de la marca política Morena. No le suma a Alfredo, pero tampoco le resta.

A favor:

a)           Alfredo Ramírez, tiene un vehículo poderoso: la marca política Morena.

b)           Tiene experiencia política y es un personaje al que le gusta leer, estudiar y entender los temas.

c)            En los debates, no se tira para atrás. Al contrario, es un personaje que encara, golpea, se defiende con datos. Es astuto y planta cara.

Hoy día, me parece que pesan más sus debilidades y amenazas, que sus fortalezas. Sin embargo, digo hoy en día, porque las cosas pueden cambiar.

Lo que puede pasar, ya lo leyeron ustedes al inicio de la columna, pero lo vuelvo a decir: en muchas ocasiones, en la política lo que parece, termina por no ser.

Para mí, hoy en día la marca persona Alfredo Ramírez Bedolla es más débil que la de su rival aliancista, Carlos Herrera, pero ya está en la contienda y tendré que seguir leyendo e interpretando encuestas.

Ya les diré…

* El autor es consultor, estudia la maestría en Comunicación, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Neuromarketing, de maestría en Ciencia Política y de licenciatura en Derecho.

WhatsApp: 443 3181742