Amor es… #Columna “Punto de Encuentro”

345

PUNTO DE ENCUENTRO

AMOR ES…

Por: Julio Ibarrola Jr.

Es la frase que muchos ustedes seguramente conocen y la recuerdan. ¡Ay compadre! No me digas que tú ¿no? La verdad sí pero muy vagamente y ni cuenta me di cuando ya no se decía ni se veía. Y ni que decir de los millennians que seguramente no saben de lo que se trata.

Y es que sale a colación por la fecha que se aproxima pasado mañana: 14 de febrero.  Pues fue famosa entre la juventud de la época de los años setenta, pues por medio de lo que hoy se le conoce como memes y que bien pudiéramos decir que fue el precursor de éstos, se expresaba  mediante una imagen y texto breve, el significado únicamente del “Amor”.

Ésta era representada por una simpática pareja (caricaturizada y de géneros diferentes conforme a naturaleza biológica, es decir: hombre y mujer) semidesnudos o desnudos mas no grotescos pero seguramente escandalosos para más de alguno de esa época que adicionado a un texto, se daba a conocer el significado del AMOR pero de una manera muy humana y respetuosa mas no haciendo nada kamasutrezco.

Para muchos los años setentas fue verdaderamente un punto de inflexión en sus vidas pues fue el inicio de la liberación de la camisa de fuerza estigmatizada en muchos aspectos del conglomerado social. Momentos de grandes cambios sociales, políticos, culturales, de moda, musicales, etc.

¿Quién no ha tenido en algún momento de su vida el recuerdo de un amor idealizado e imposible, que se ha cristalizado y guardado con cuidado en el fondo del baúl de los recuerdos como algo que pudo haber sido y no fue por diversas razonadas sin razones y hasta por motivos simplones?

Las malas experiencias e inmadurez de nuestras vidas marcan en muchos y por mucho las manifestaciones del amor hacia nuestros semejantes en todas sus expresiones.

En esas imágenes podíamos leer frases como: Amor es, Llevar los niños al parque en lo que mamá descansa….. Disfrutar los momentos felices de la vida….. Superar juntos cualquier obstáculo…. Despertarle para contarle una pesadilla…. Tomarse de la mano después de varios años de casados… Comenzar un nuevo día con una sonrisa….. Desear pasar más tiempo con él/ella… etc etc etc

Y es que el AMOR no puede definirse en una o en unas cuantas palabras y es amorfo. Se conceptualiza y define en sí mismo tal como se escribe y pronuncia. Lo conocemos a través o por medio de sus multivariadas formas y expresiones y significados que no hacen más que expresar un aspecto o faceta de éste.

Y es que el amor se demuestra con acciones y no con palabrerías llenas de intenciones. Pues las palabras podrán enamorar pero éstas se desvanecen si se carece de manifestaciones.

El amor nace y se alimenta de pequeños detalles como toda obra que se compone de pequeños elementos que en su conjunto muestran su magnificencia inconmensurable.

El amor ha de alimentarse por la grandeza de los pequeños detalles y entre otras cosas, muere a falta de ellos.

Si bien es cierto que no todas las personas expresan sus sentimientos de la misma manera y como quisiéramos; también es menester que hay que comprender e identificar como nuestros seres amados lo expresan.

Vale más el amor manifestado y demostrado con hechos que la bola de palabras dichas por muy románticas y melosas y hasta eróticas que éstas sean.

El carácter y la personalidad del ser humano son distintas entre sí aunque con rasgos y manifestaciones comunes. Habrá quien nunca nos diga un buenos días pero con sus atenciones, detalles y acciones nos muestran la grandeza de su amor y la fortaleza de su decisión amorosa.

El quid del asunto es conocerse, comprenderse, a sincerarse e identificar el punto de equilibrio inamovible del uno para el otro.

La fortaleza de la relación, entre otras cosas, estriba en la comunicación, el respeto, la comprensión, confianza y entrega. Recordemos que el que juega con fuego, con fuego se quema.

Es de valientes el ser cobardes…. Es de valientes el no ser calientes…. Mostrar la “cobardía” también es valentía. El amor no solo se dice sino que se sustenta con hechos y es de valientes el guardar la sana distancia con todo aquello que aparte o pueda minar la relación amorosa con nuestra pareja o seres queridos.

El Amor es un sentimiento mágico entre dos almas y bendecido de origen por el creador: Dios.

Recuerda que permanecer inmóvil, también es retroceso……

Contáctame: julioibarrola@hotmail.com