El jefe de Tenencia de Crescencio Morales, Miguel Tomás Contreras, fue detenido este jueves por la Policía Ministerial por el delito de abuso de autoridad que concluyó en el linchamiento de cuatro mexiquenses el domingo 11 del presente mes. Él solicitó que se le definiera hoy mismo su situación legal y fue vinculado a proceso, sin embargo enfrentará dicho cargo en libertad porque este ilícito no está considerado como grave en la legislación michoacana.

 

En tanto, el jefe de Tenencia de Francisco Serrato, Víctor Hernández Martínez, aprehendido el martes 20 de los corrientes, solicitó duplicidad del término constitucional. Está implicado en el mismo asunto.

 

Sobre Miguel Tomás, él fue arrestado este jueves por el delito antes citado, hubo una audiencia y él solicitó que se le definiera hoy mismo su situación jurídica, así que un juez de control determinó que es probable responsable del ilícito que se le adjudica y por ello decidió vincularlo a proceso.

 

Sin embargo, Tomás Contreras enfrentará la imputación en libertad, con medidas cautelares, por no ser grave el delito que se le adjudica.

 

Con relación a Víctor Hernández la situación legal de éste será definida mañana viernes, pues su defensa pidió la duplicidad del término constitucional, aunque él está en libertad debido a que el juez le fijó medidas cautelares.

 

Las capturas de ambos jefes de Tenencia han generado protestas de los habitantes de estas comunidades.

 

Cabe recordar que la Procuraduría General de Justicia ha informado con anterioridad que estos dos jefes de Tenencia fueron omisos al no haber avisado oportunamente a las autoridades competentes sobre lo que ocurrió el domingo 11 de los corrientes en las localidades antes mencionadas y que terminó en el linchamiento de los cuatro mexiquenses.

 

Según voces policiacas, los finados estaban relacionados con un robo en la región y con la privación de la libertad de una menor que fue rescatado por la propia ciudadanía.