Este pobre gato estaba tan concentrado bebiendo agua que no se percató que alguien se acercaba por detrás. Su reacción es realmente curiosa. A veces los videos más tontos son los más graciosos.