Argentina. 12 de enero de 2018.- A pesar de sus 91 años, Luis Schapira sigue acudiendo de lunes a viernes al Hospital Fernández de Buenos Aires, del que se jubiló hace 27 años. Una entrañable historia que las redes sociales han destapado la semana pasada.

“Sigo yendo porque amo a la Medicina y al hospital público. Me gusta aprender aunque sé que me quedan pocos años para ejercer, sigo estudiando y me gusta escuchar a los jóvenes a los que dirigí cuando hicieron la residencia. Las mañanas son los momentos más lindos de mis días”, afirmaba Schapira al diario argentino La Nación.

En la actualidad, su labor se reduce a la de consejero, una suerte de ‘doctor House’ nonagenario que participa en algunos de los diagnósticos más difíciles en el hospital.

“Si un día vengo al hopital y no aprendí nada, es un día que no aproveché”.

Con información de Redacción Médica