Pixar tomó el tema del bullying para crear su último corto llamado “Lou”. Trata de una figura antropomórfica hecha con artículos robados por el chico molestón de la escuela,  le da una sopa de su propio chocolate,  a lo largo de 6 minutos que dura el corto, J.J. puede vivir en carne propia lo que sufren los niños  a quienes molesta.

Pixar también aborda de manera muy sutil  las razones por lo que los niños tienden a molestar, incomprensión, falta de cariño, soledad y falta de confianza en sí mismos, todo esto, con el afán de llegar a los adultos también.

Al director, Dave Mullins, le tomó 5 años armar todas las escenas. pero todos esos años  valió la pena, el corto obtuvo una nominación al  Oscar por mejor corto animado.