El conductor de un camión perdió el control del vehículo en una autopista en Corea del Sur y a punto estuvo de volcar. El accidente parecía inevitable, pero, gracias a una maniobra que parece sacada de una película de acción, el conductor logró hacerse con el control del vehículo y evitar la tragedia.