El equipo campeón del béisbol de las Grandes Ligas, Astros de Houston,  visitó la Casa Blanca para recibir las felicitaciones del presidente.

El segunda base de los Astros de Houston, el venezolano José Altuve, el cual se llevó el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana mostró cara de pocos amigos, fue más notoria su actitud ante el presidente, cuando no hizo ningún esfuerzo para darle la mano.

Aunque después terminó dándosela, fue un momento de incomodidad.