Circula por redes sociales, el caso de Misty Daugereaux, una joven madre que vive en el estado de Texas, Estados Unidos, quien pasó por un incómodo momento, luego de que la corrieran de un parque acuático por el simple hecho de amamantar a su bebé de 10 meses de edad.

El bebé comenzó a llorar, fue entonces que la madre se percató de que el pequeño tenía hambre y naturalmente se descubrió el pecho para alimentarlo. Fue cuestión de minutos para que llegaran el dueño y el salvavidas del parque, a advertirle que si no se cubría, la sacarían del lugar y darían aviso a las autoridades.

Misty completamente indignada, les cuestionó el motivo por el cuál la acusaban, puesto que no había letrero alguno que prohibiera el amamantar a un bebé, por lo que el dueño no supo que responder y se decidió a llamar a la policía. Los oficiales a pesar de saber que no es ilegal amamantar a un bebé en zonas públicas de los Estados Unidos, se pusieron del lado del dueño e insistieron en que la joven dejara el lugar.

Esto es increíble, ¿no crees?

Referencia: https://www.excelsior.com.mx/