Carolina del Sur, EUA.- La joven Kaylee Muthart, de tan solo 20 años de edad, se arrancó los ojos con las manos en plena calle cuando sufría una alucinación provocada por consumir metanfetaminas.

Todo sucedió el pasado 6 de febrero, cuando la joven escuchó voces que le dijeron que se “sacara sus ojos” mientras caminaba por la calle Anderson, cuando previamente habia consumido la droga.

A pesar de que personas que pasaban por el lugar intentaron detenerla, la situación fue controlada hasta que llegó un equipo de rescatistas, quien la inmovilizó y la trasladó a Greenville Memorial Hospital.

Ahí, médicos no pudieron hacer nada para salvar los ojos de Kaylee, por lo que sólo limpiaron lo que quedaba dentro de las cuencas para prevenir alguna infección.

Médicos creen que la metanfetamina que tomó la víctima probablemente estaba mezclada con otro químico que le causó alucinaciones.

La madre de la joven, Katy Tompkins, aseguró que Kaylee comenzó a tomar metanfetamina seis meses antes de que ocurriera el incidente.

“Si la historia de Kaylee puede ayudar a una sola persona, algo bueno puede venir de esta tragedia en nuestra familia. Cuanto antes podamos proporcionarle a Kaylee un perro guía, más rápido podremos ayudarla a recuperarse”, aseguró la madre de la joven en la página de GoFundMe, en donde recauda dinero para adquirir al lazarillo.

Según el medio Daily Mail, Kaylee permanece hospitalizada y recibirá prótesis de globos oculares.

Información y fotografía tomada de www.publimetro.com.mx