Un tercio de peces mexicanos, en peligro de extinción

540

La actualización de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) se publicó el pasado en los primeros días de julio de 2019, con un resultado aterrador. En el último año les sumaron más de nueve mil especies en peligro de extinción, lo que nos lleva a que un total de 105,732 especies en riesgo. ¡Una verdadera atrocidad! Lo peor es que cada vez más fauna marina se suma a la lista de la IUCN. Un tercio de peces mexicanos, en peligro de extinción, 500 peces de aguas profundas están amenazados. ¡¿A dónde vamos a parar?!

Si creen que esto es grave, esperen a escuchar que ni una sola especie de las incluidas en años anteriores a la Lista Roja ha mejorado su estado. El informe indica que las poblaciones de vida silvestre se han desplomado en un 60% desde 1970 y las extinciones de plantas se están produciendo a un ritmo “aterrador“, de seguir a este ritmo, no solamente serán las plantas, animales u hongos los que se encuentren en peligro.

Jane Smart, directora del grupo de conservación de la biodiversidad de la UICN, dijo a The Guardian que “La naturaleza está disminuyendo a un ritmo sin precedentes en la historia de la humanidad”, un desafío aún mayor para alcanzar los objetivos de la Agenda de Naciones Unidas para el 2030.

La actualización de la lista roja revela que más de la mitad de los peces de agua dulce en Japón y más de un tercio en México están ahora en peligro de extinción. Lo más triste es que de acuerdo a Investigaciones recientes encontraron que dos tercios de los grandes ríos del mundo ya no fluyen libremente.

La lista roja destaca la difícil situación de los peces mexicanos, de los peces cuña y los peces guitarra gigantes, estos dos últimos anexados a la Lista Roja en 2019 siendo la familia de peces que está en peligro extremo de extinción.  Además, la actualización de la lista roja también agregó 500 especies de peces vertebrados de aguas profundas, como los peces linterna, famosos por su aparición en “Nemo” uno de tantos peces bioluminiscentes, que enfrentan amenazas potenciales de la pesca profunda, así como también el caracol de pie escamoso, molusco hidrotermal de aguas profundas, que ingresa a la Lista Roja en 2019.

“La pérdida de estas especies de peces de agua dulce privaría a miles de millones de personas de una fuente crítica de alimentos e ingresos, y podría tener repercusiones en ecosistemas enteros”, dijo para The Guardian William Darwall, jefe de la unidad de biodiversidad de agua dulce de la UICN.

La actualización de la Lista Roja 2019, recalca la imperiosa necesidad de abolir ciertas prácticas como la caza furtiva, los derramamientos de petróleo y sobre pesca. Y es que el peligro al que se enfrenta la vida silvestre se extiende por toda la biodiversidad.

Entre las siete especies de primates que están al borde de la extinción, seis están en África occidental, donde la disminución de los árboles y la caza han dejado tan solo 2 mil ejemplares de monos Roloway. La mayoría de los árboles de bosques en Madagascar, están amenazados en un 90%, incluyendo las 23 especies de palisandros.

Al igual que los peces mexicanos, los hongos tampoco se salvan de incluirse a la creciente lista. Por lo menos 15 especies de hongos que crecen en países europeos están ahora en peligro de extinción. Al mismo tiempo, el ratón de abedul húngaro, está extinto en un 98%, mientras que no queda ni un ejemplar de la rana de charco del Lago Oku, que alguna vez fue el anfibio más abundante en el Lago Oku en Camerún.

Con información de: Adriana Alanís