Transportistas de Zitácuaro denuncian extorsiones por personal de Cocotra

193

Morelia, Mich., enero 23 de 2021.- Trabajadores del volante adheridos a la Comisión Reguladora de Transporte (CRT), denunciaron que están siendo “extorsionados” por personal de la Delegación de COCOTRA en Zitácuaro que se blinda con elementos de la Policía Michoacán quienes los obligan a entregar su celular antes de hablar con el funcionario que les exige el dinero.

Ante tal situación que inició el pasado jueves, esta mañana los afectados se reunieron con el dirigente de la CRT, José Trinidad Martínez Pasalagua con quien acordaron exigir al gobierno del estado, que frene está práctica que afecta únicamente a los transportistas concesionados porque, “a los piratas, no los están tocando y los dejan trabajar con toda libertad obviamente con su respectiva cuota mensual”, destacaron.

Expusieron, que los funcionarios estatales, llegan a las bases de  taxis acompañados por policías que exigen a los transportistas que les entreguen su teléfono celular y pasen a hablar con “el jefe” quien les pide sus documentos y de negarse, les levantan infracciones.

Hay quienes por temor acceden a entregar sus documentos con la promesa de que el próximo lunes 25 del presente mes, podrán pasar a recogerlos en las oficinas de la COCOTRA. “Las mochadas disfrazadas  de revisiones que exigen los servidores públicos, van de los 2 mil 500 a los 7 mil pesos”.

Por lo anterior, los transportistas y dirigencia de la CRT, se pronunciaron en contra de esta práctica y señalaron que, “por sí no fuera poco el golpe económico por los efectos del Covid-19, que ahora los ahorcan aún más con lo que califican como una extorsión que les impacta severamente su economía porque expresaron que, solo hay de dos sopas, o pagas multa o inviertes en viáticos para viajar a Morelia a recoger tus documentos y la liberación de tu vehículo”.

Finalmente hicieron un llamado al titular de la Secretaría de Seguridad Pública y al titular de la COCOTRA Antonio Lagunas Vázquez para que frenen está práctica a todas luces fuera de legalidad porque si se tratara de la aplicación del acuerdo y nueva disposición legislativa para cumplir con las medidas sanitarias contra el Covid-19, no aplicaría porque los transportistas están atendiendo los protocolos preventivos desde que inició la pandemia.