Las muy famosas tortas ahogadas son el platillo típico de Guadalajara, Jalisco, ya que si visitas el estado es obligatorio probarlas.

 Se calcula que se inventó hace 80 años por Ignacio Saldaña “el güerito”.

 Se preparan con pan de birote salado, el cual es preparado únicamente en el estado de Jalisco, esté tiene más densidad que el bolillo normal lo que hace que sea más crujiente.

El pan se rellena con frijol machacado, carnitas estilo Jalisco, y se sumerge en la salsa picante hecha con chile de árbol, vinagre, ajo y salsa de tomate, también se le puede agregar cebolla.

 Recibió este nombre porque las tortas tradicionales se sumergían en chile hasta que salieran burbujas, lo cual ya ha cambiado, pues muchos consideran que es muy picante.