Morelia, Mich., México, a 10 de marzo de 2019.- Con un lleno total, el prestigiado Coro de los Niños Cantores de Morelia, llevó a cabo una exitosa presentación, el pasado sábado en el Teatro Melchor Ocampo, dentro del inicio de los festejos por el 70 aniversario de su fundación.

En el inicio del concierto, se vivieron fuertes emociones, ya que fue dedicado a Sergio Nava Guerrero, quien fuera director de los Niños Cantores de Morelia de 1982 a 1992, con motivo de su décimo aniversario luctuoso, lo que generó un momento emotivo.

El evento se reunieron diversas generaciones de ex integrantes del coro, tales como la soprano Luz Andrea Romero, los tenores Nicolás de la Torre, Cristian de la Torre y Titov Xavier Hernández, así como el bajo Guillermo Florián, que junto con los actuales Niños Cantores de Morelia del Conservatorio de las Rosas, interpretaron canciones como Ave María, Granada, Alma Llanera o Yunuén. Actualmente la Rectoría del Conservatorio de las Rosas, está encabezada por el Maestro Raúl Olmos.

Los Niños Cantores de Morelia, su historia:

El Coro de los Niños Cantores de Morelia es la agrupación emblemática y orgullo del Conservatorio de las Rosas y del país, reconocida por su alta calidad artística. Semillero de importantes músicos mexicanos, como Rubén Valencia y Gustavo Corona, el Coro de los Niños Cantores de Morelia fue fundado en 1944 por Bernal Jiménez con el apoyo de Cayetano Blanco Vigil.

Durante el viaje que realiza a Europa entre 1947 y 1948, Bernal Jiménez visitó el Instituto de los Niños Cantores de Viena en Austria, donde conoció al maestro Romano Picutti, entonces director de este prestigioso coro, y promovió su contratación con vistas a transformar dicha agrupación moreliana en un coro con similar orientación y calidad al europeo.

Romano Picutti (1914-1956) había estudiado en el Conservatorio Benedetto  Marcello de Venecia y más tarde en el Conservatorio de Viena, donde se graduó con todos los honores en 1937. Posteriormente se trasladó al instituto de los Niños Cantores de Viena, obteniendo el cargo de asistente de director, y en 1946 sucedió a Ferdinand Grossman como director artístico de la agrupación. Después de su éxito con el coro en el festival de Salzburgo de 1946, recibió varias ofertas de contratación, tanto de América como de Europa. Pero fue la propuesta del maestro Miguel Bernal la que aceptó,  y en el mes de septiembre de 1949 llegó a la ciudad de Morelia con un contrato por diez meses, mismo que se extendería a aproximadamente 7 años, hasta su temprana muerte el 25 de octubre de 1956. Debido a lo estricto del examen que practicaba el maestro, sólo unos pocos de entre cientos de niños lograban ingresar al coro. Desde su fundación, Miguel Bernal y Romano Picutti contaron con la valiosa asistencia de Luis Berber, Felipe Ledezma y José Zavala, quienes contribuyeron que el coro alcanzara un nivel de excelencia.

Luis Berber encabeza la lista de los sucesores del maestro Picutti que han  logrado mantener al grupo en los más altos niveles de interpretación y calidad. Le siguieron José Zavala, Rubén Valencia y Sergio Nava; Luis Berber regresaría nuevamente en el año de 1992, dando paso, posteriormente, a jóvenes directores como Manuel Torres, Juárez Lincoln Velásquez, Evelio Pampillo, Hernán Cortés y la maestra cubana Carmen Rosa López, la primera mujer a la que se le confirió el título de Directora de los Niños Cantores de Morelia. Actualmente el coro está bajo la dirección interina de la maestra Elizabeth Espejel Cruz, egresada del Conservatorio de las Rosas.

El Coro de los Niños Cantores de Morelia está formado en la actualidad por treinta y seis niños entre los ocho y los trece años de edad. Desde su fundación en 1949, el coro había estado integrado exclusivamente por varones, siguiendo la tradición de la música sacra, pero a partir de 1998 el coro se abrió a la participación de las niñas, lo que ha renovado tanto las voces como la imagen del coro. Los niños pertenecientes al coro cursan su primaria y secundaria en el Conservatorio de las Rosas campus Carlos Prieto, de donde son seleccionados bajo las más estrictas pruebas de calidad vocal y musical, y  donde además de sus estudios académicos habituales, reciben una educación enriquecida con distintas actividades artísticas, especialmente la música. El coro ensaya ocho horas a la semana, en las que se trabajan técnica vocal, lectura musical y repertorio. Los Niños Cantores han interpretado música antigua, obras del repertorio clásico, folklore y música tradicional nacional e internacional, así como  música contemporánea.

Actualmente el coro se presenta con regularidad en el Festival Internacional de Música de Morelia, además de diversos escenarios de la ciudad de Morelia y otros lugares del país. El coro ha realizado grabaciones desde la época de su fundación, pero es en sus presentaciones en vivo, tanto en Morelia como a lo largo y ancho de la República Mexicana y en países como Estados Unidos, Canadá, Guatemala, El Salvador, Venezuela y Alemania, en donde ha hecho vibrar a los más variados públicos durante poco más de medio siglo. Es por su digna trayectoria que, hoy como antaño, es válida la opinión que la crítica vertió después de una de sus múltiples giras: “Los Niños Cantores de Morelia, una gloria de la música mexicana”.