Till Lindemann siempre ha sido un maestro cuando se trata de escandalizar a las masas, y durante su relativamente tranquila gira promocional para su nuevo libro “Messer”, no podía quedarse atrás.

El pasado martes el líder de Rammstein sorprendió a sus fans apareciendo en el lugar de las firmas con una chica vestida en una traje de Gimp, una “esclava” o sumisa sadomasoquista a una firma de libros en Moscú. Aunque ese fue un acto que sus seguidores podía esperar de parte suya, sí se generó cierto escándalo entre algunos presentes. De cualquier modo, tanto el cantante como su acompañante vestida de cuero y encadenada posaron para cientos de fotos; algunas de ellas en junto a sus fans. El personaje del gimp consiste en un fetichista sexual que busca ser dominado y generalmente visten trajes de cuero o látex y una máscara con cremalleras y cadenas.

La mujer anónima se paseó al lado de Giddy en cuatro y con una correa atada a su cuello. Posteriormente se colocó al lado del cantante mientras él saludaba a cada uno de los asistentes.

Y antes de que alguno culpe al músico de machista a causa de ese gesto; resulta pertinente aclarar que tanto él mismo como sus compañeros de banda se han sometidos como “esclavos” en el pasado. Por ejemplo, en el video para su canción “Mein Teil”.