Un tapete hecho con nochebuenas en las afueras de la zona arqueológica de Teotihuacán ha roto el récord del tapete floral más grande del mundo. El tapete fue realizado por la empresa Jardines de México con nochebuenas de distintos colores.

La finalidad de esta obra, según sus creadores, fue la de rendir homenaje a la ciudad prehispánica de Teotihuacán, que desde finales del siglo XX fue declarada como patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO y que es una de las zonas arqueológicas más grandes del mundo.

El tapete de 17,805 metros cuadrados le quitó el lugar a uno realizado en Arabia Saudí el año pasado que se extendía por 16,134 metros cuadrados. Y fue declarado por la famosa organización Guiness como el tapete floral más grande del mundo.

Aurora Gonzáles, secretaría de cultura del Estado de México agradeció a los organizadores y a la sociedad civil por la realización del tapete, así como a los turistas que lo visitaron.