Morelia, Mich.- 13 de octubre de 2018.- Venom sirvió como una presentación simpática del persona donde solo hubo guiños para relacionarlo con Spiderman su némesis. Sin embargo funciona para quienes no conocen sus origenes en las viñetas.

 

El filme sabe plasmar la naturaleza de Venom como dos personajes en uno, por una parte un simbionte extraterrestre y Eddie Brock (Tom Hardy), un reportero que ve arruinada su carrera y su relación amorosa.

 

Y aunque el filme es fluido y los efectos especiales bastante buenos, así como los guiños humorísticos, la relación de amistad entre Eddie Brock se genera en diálogos muy forzados, como metidos para completar la trama en puntos muy apresurados.

 

Sin embargo puede que funcione adecuadamente como presentación de una saga, tal como ocurrió con Capitán América: El primer vengador, la cual se desarrolló mejor en su segunda parte.

 

El villano Riot la verdad solo tiene breves escenas de acción que difícilmente lo harán legendario.

 

Sin embargo, el final o mejor dicho la primera escena post créditos, nos promete un villano clásico de los comics así como un gran intérprete para el mismo. Se trataría de Carnage, interpretado por Woody Harrelson.

 

La otra escena es un pequeño corto de Spiderman un nuevo universo.

RED 113 MICHOACÁN/Redacción