Morelia, Mich., a 12 de septiembre de 2018.- La seguridad requiere estrategias claras, en donde se garantice la tranquilidad de los ciudadanos y el desarrollo de los municipios, sostuvo el Presidente de la Fundación Ciudadana para el Desarrollo Integral de Michoacán (Fucidim), Roberto Ramírez Delgado, al subrayar que la negativa de varios ayuntamientos de firmar el Mando Único en el estado, obliga a fijar las reglas de coordinación en las que se va a asumir la seguridad en estas localidades.

Al respecto, apuntó que independientemente del esquema que se elija, no se debe soslayar el interés superior que es la salvaguarda de los derechos de la ciudadanía.

Añadió que los municipios que opten por una estrategia que fortalezca sus policías locales, deben contar también con el apoyo de los diferentes órdenes de Gobierno para que la capacidad de fuerza sea la adecuada y no se les deje desprotegidos.

Roberto Ramírez, resaltó que abandonar a los Ayuntamientos que no firmen el Mando Único, complicaría los resultados, ya que éste es un tema sensible que obliga a la suma de esfuerzos.

Insistió que la estrategia que se vaya a desarrollar en estas ciudades, requiere necesariamente el respaldo del estado y la Federación, en condiciones precisas pero ineludibles.

El también coordinador de las Mesas de Seguridad y Justicia en Michoacán, mencionó que los municipios que decidan no suscribirse al Mando Único también deberán reservar un presupuesto suficiente para aumentar de manera considerable su estado de fuerza, y para que sus elementos estén bien remunerados y certificados en un periodo corto.

Por último, señaló que Fucidim estará atenta de esta situación apoyando para que se pondere la seguridad de la gente y su desarrollo.