Estados Unidos.- Un hombre de Oklahoma secuestró a su hijastra cuando era niña, la violó y abusó sexualmente en repetidas ocasiones de ella. Con la mujer engendró a sus nueve hijos y la amenazó con violencia durante los casi 20 años que la mantuvo cautiva, dijeron las autoridades.

Henri Michelle Piette, de 63 años, fue declarado culpable por un jurado federal por el delito de secuestro, así como por tener relaciones sexuales con una menor de edad. El juicio fue tan polémico que se prolongó durante siete días y el hombre condenado a cadena perpetua.

McGinnis, ahora de 34 años, huyó con ocho de sus nueve hijos a principios de 2016, después de haberse hecho amiga de una pareja que conoció en una tienda de abarrotes en México.

La víctima sufrió dos décadas de horrorosos abusos por parte del acusado. Su coraje la llevó a escapar y rescatar a sus hijos, y permitió que los investigadores y fiscales buscaran justicia en su nombre”.

Así lo aseguró en un comunicado de prensa el fiscal estadounidense Brian J. Kuester, del Distrito Este de Oklahoma.

Piette secuestró a McGinnis en 1997 en su ciudad natal de Poteau, Oklahoma, cuando tenía 11 o 12 años. La madre de McGinnis había estado en una relación con Piette, como informó la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

Durante las casi dos décadas McGinnis estuvo cautiva, se vio obligada a alterar su apariencia y usar varios alias. En el 2000, a la edad de 15 años, dio a luz al primer hijo de Piette, dijeron las autoridades.

Las autoridades dijeron que Piette evitó ser capturado usando alias y moviéndose docenas de veces dentro de los Estados Unidos y México. McGinnis estaba usando el nombre falso de Stephanie cuando conoció a Lisa e Ian en el supermercado de Oaxaca, México.

Con información de: VANGUARDIA