El alcalde de Morelia, Raúl Morón, justificó este miércoles el paseo en yate por las playas del Pacífico mexicano el pasado fin de semana.

 

El morenista argumentó que no tuvo costo y que acudió a invitación de un empresario hotelero en Ixtapa, luego de haber asistido a un evento para refrendar el hermanamiento de Morelia con Zihuatanejo, Guerrero, el pasado fin de semana.

 

“Fue en Ixtapa. Fuimos a ratificar el hermanamiento que tenemos con Zihuatanejo y nos invitaron posteriormente a inaugurar el hotel de un empresario michoacano, moreliano. Y ahí nos quedamos el sábado.

 

“El domingo nos invitaron al paseo por yate, después a desayunar y en la noche nos regresamos para trabajar aquí en la noche. No pagamos nada; nos invitaron. Fue una atención”, declaró en entrevista con medios.

El fin de semana, la oficina de comunicación del Ayuntamiento informó que el edil atendería actividades privadas.

 

Sin embargo, ayer circularon fotografías de Morón paseando en yate, acompañado de su secretario municipal Humberto Arroniz y otros colaboradores, así como del ex asesor del Gobierno del Estado, Rafael Servín.

 

“A mí no me parece nada malo que vayamos con la familia, que disfrutemos como mucha gente lo hace”, reviró este miércoles el edil, aunque al final del día se supone que el viaje era de trabajo.

 

Polémico por prometer que acabaría en 100 días con el severo problema de baches que tiene la capital michoacana –plazo que vence en diciembre próximo-, Morón ha recibido diversas críticas por las imágenes que lo muestran relajado en la superficie de un yate, con un mar azul de fondo.

 

“Desde que concluimos la elección el 1 de julio es la primera vez que salgo, a invitación de estos amigos”, justificó, sin revelar el nombre del empresario.