Ciudad de México, 01 de diciembre del 2018.- Este día, México y los mexicanos estamos ante la oportunidad histórica de la refundación ética del ejercicio del poder y la convivencia social, bajo el liderazgo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero con la participación decidida de los ciudadanos, porque la cuarta transformación de la República es de todos, afirmó Alfredo Ramírez Bedolla, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de Michoacán.

En el contexto de la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como Presidente de México, Ramírez Bedolla celebró que resultado del esfuerzo de mucha gente comprometida con el proyecto de regeneración nacional, hoy pueda comenzar un cambio de régimen político fundado en los principios de izquierda, y con la convicción de que el poder público debe servir realmente a la gente.

Quien fuera secretario de Economía Solidaria en el primer Comité Ejecutivo Nacional de Morena, resaltó que en su discurso de toma de protesta, el Presidente de México convocara a trabajar por abolir el régimen neoliberal que solo ha ampliado las brechas de desigualdad, y en cambio restablecer la soberanía productiva del país; esto implica, abundó Ramírez Bedolla, potenciar las vocaciones productivas de las distintas regiones del país, entre ellas por supuesto Michoacán, que es líder nacional en producción primaria, y tiene un gran potencial para el comercio internacional gracias al puerto de Lázaro Cárdenas.

Puntualizó que López Obrador es el Presidente que más votos ha obtenido en la historia de México, lo que le confiere amplia legitimidad a su gobierno, pero también implica el gran compromiso de gobernar en forma muy cercana a la gente; es por ello que, por primera vez en nuestro país, se le ha concedido a los ciudadanos la oportunidad de opinar e incluso decidir sobre las acciones de gobierno mediante los ejercicios de consulta pública, que son también una forma de fomentar una nueva cultura cívica de participación ciudadana.

Finalmente, Alfredo Ramírez recalcó que los legisladores de Morena están plenamente comprometidos con el objetivo planteado por el Presidente de México: la refundación ética del poder público, que conlleva ejercer la función pública con apego a los principios de honestidad, austeridad y servir sin regateos a la nación.