Ciudad de México a 26 de febrero de 2018.- “La Coalición por México al Frente intenta engañar a la opinión pública al querer imputar hechos derivados de contratos que fueron firmados antes de la llegada de José Antonio Meade a la Secretaría de Desarrollo Social”, informó el Partido Revolucionario Institucional. “En efecto, los contratos suscritos con universidades en el ejercicio fiscal 2015 fueron celebrados previamente a su llegada a la dependencia”, señalo el partido tricolor.

De acuerdo al partido que postula a José Antonio Meade, su abanderado impulsó acciones tendientes a revisar todos los programas sociales de la dependencia y solicitó al Órgano Interno de Control se llevaran a cabo las respectivas auditorías.

Durante su gestión se realizaron auditorías que derivaron en la suspensión de 468 servidores públicos y en la presentación de diversas denuncias penales.

Por cuanto hace a los casos de los contratos celebrados con instituciones públicas de educación superior en Chiapas, Estado de México y Zacatecas, éstos son actualmente objeto de sendas revisiones y procedimientos del Organo Interno de Control de la SEDESOL.

En tal virtud, el equipo de campaña de José Antonio Meade se suma a la exigencia de que estas revisiones concluyan a la brevedad y se informe puntualmente sobre el resultado de las mismas, trátese de la gestión de que se se trate, puntualizó el PRI.

“Se hace un llamado al candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, a no intentar desviar la atención sobre las graves acusaciones que han sido formuladas en su contra por haber sido beneficiario de un esquema de lavado de dinero mediante el uso de empresas que el SAT ha calificado como fantasmas”, concluyó el partido tricolor.