Reúnen a madre con una hija que fue sustraída ilegalmente

Morelia, Mich. 01 de junio de 2017.- El 15 de abril  de 2016, una mujer de nombre Guadalupe Ramírez, dio a luz una niña en la casa de una partera en el municipio de Santa Fe de la Laguna, hecho del cual se enteró su familia por sorpresa.

“La partera le avisó a mi mamá y ella me regañó porque no sabía que estaba embarazada”, relató la entrevistada.

Posterior al hecho se envió a Guadalupe a su casa y se dejó a la recién nacida con la partera.

Yo me confié y ya después de tres días me dijo mi mamá que ya no me preocupara por la niña porque se la dieron a un matrimonio.

Guadalupe denunció el hecho, pero no tuvo apoyo de su familia quien incluso le dijo que no debía preocuparse por la niña, debido a que ya tenía otros tres niños.

La madre no se conformó con esta respuesta y denunció el caso, pero no tenía apoyo de su familia y no veía diligencia en las autoridades de su municipio, por lo que emigró a Zitácuaro, donde una tía suya le dio hospedaje, al tiempo que le notificaron que la niña fue localizada en Puebla y estaba en manos del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Guadalupe trató de recuperar a su niña pero los trámites se le complicaron debido a que es analfabeta.

En junio de 2016 la tía de Guadalupe contactó a la presidenta honoraria del DIF de Zitácuaro, Rosario Jasso, para explicarle la situación.

“En un acto público una señora se nos acercó para decirnos que su sobrina tenía a su hija en Puebla y no tenía los recursos para poder recogerla y que no podía cumplir con diversos requisitos”.

El DIF Zitácuaro se unió a la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas para realizar los trámites correspondientes y además dar apoyo psicológico y legal a la víctima.

“Aún mantenemos el apoyo psicológico, debido a que no fue un proceso rápido, dado que había muchas pruebas que presentar, entre ellas las genéticas, pero por fin se dio”, relata Rosario Jasso.

Finalmente el 19 de mayo, Guadalupe tuvo a su niña de vuelta y señaló que se trataba de un momento alegre para ella, quien ya decidió vivir definitivamente en Zitácuaro.

Rosario Jasso expresó que este caso permite generar confianza entre las instituciones y las víctimas para realizar trabajos conjuntos y también para reconocer la problemática que se enfrenta en el estado, pues en la dependencia que ella representa 60 por ciento de los casos son referentes a asesorías jurídicas referentes a violencia intrafamiliar o descuidos en el hogar.

El caso de Guadalupe y su niña, quien ahora lleva por nombre Nataly es el único de su tipo que tienen reportado en Zitácuaro, pero se reconoció que hay dos niños que reportan abandono y cuatro más de situaciones de violencia en el hogar, por lo que ya fueron canalizados a la Procuraduría General de Justicia y ante el DIF estatal.

RED 113 MICHOACÁN/Redacción

Te puede interesar

Entregan prótesis mamarias a mujeres que vencieron al cáncer

Morelia, Mich., a 18 de octubre de 2017.-  Con el firme exhorto a las mujeres …