Morelia, Michoacán 01 noviembre de 2018 “Han dejado un país sumido en la pobreza”; robaron más de tres mil millones de pesos para combatir la pobreza y es imposible defender la ineficacia y la desvergüenza, sostuvo la Senadora Blanca Piña en el marco de la comparecencia de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) del gobierno de Enrique Peña Nieto.

La Senadora michoacana fue tajante y sostuvo durante su intervención de ayer en la noche, que ante esta realidad no bastará con sanciones a funcionarios menores y advirtió que no se aceptarán chivos expiatorios.

La participación de la Senadora se centró en tres objetivos: exponer las mentiras sobre la condición económica de los mexicanos; evidenciar el desvío de recursos y dar a conocer a Rosarios Robles como una victimaria, que busca esconderse en el discurso de violencia de género y pasar así como una víctima.

En su uso de la tribuna del Senado de la Republica, Blanca Piña concluyó, luego de exponer algunos análisis financieros, que los funcionarios de esta administración “literalmente le robaron a los pobres”.

Cuestionó a la secretaria su desfachatez al acudir y mentirle al pueblo de México. Con el fin de refrescarle la memoria a Rosario Robles, Blanca Piña dio a conocer las cifras del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social y algunos señalamientos realizados por Auditoría Superior de la Federación sobre su desempeño al frente de la Sedatu.

En los últimos ocho años, más de 3.9 millones de mexicanos se sumaron a la situación de pobreza. Actualmente 53 millones 418 mil mexicanos sobreviven en esta condición (Coneval); En el quinto año de esta administración, 41 por ciento de los mexicanos obtuvieron un ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo, por lo tanto, no les fue posible adquirir la canasta básica, cuyo precio se disparó 9 por ciento en las ciudades y 8.7 por ciento en el campo; Según la información de la Cuenta Pública 2016, la SEDATU bajo su cargo, ejerció un poco más de mil 802 millones de pesos, cantidad superior en 100.7 por ciento al originalmente aprobado, es decir, 904.5 millones de pesos extras.

De esos 904.5 millones de pesos adicionales no reportó ni se proporcionaron elementos o registros auxiliares que permitieran realizar el seguimiento y evaluación del ejercicio presupuestal del 14.2 por ciento, cerca de 128.8 millones de pesos.

Con esta información, la Senadora Blanca Piña calificó como descarado el desvió de recursos, conocido mediáticamente como la “Estafa Maestra”. De hecho, indicó que la investigación elaborada con datos de la Auditoria Superior de la Federación de las cuentas públicas 2013 y 2014, se demostró “una vileza que no tiene nombre”.

Sus fechorías, dijo, no importa que sean por participación o encubrimiento, serán castigadas. La Senadora por Michoacán concluyó su participación asegurando que en morena se luchará porque más de alguno de los funcionarios de la actual administración, como los titulares de la SEDESOL y SEDATU, terminen en la cárcel.