Dirigentes de la NASA habilitarán uno de los sectores de la Estación Espacial Internacional (EEI) para fines comerciales, el cual podrá ser visitado por turistas espaciales a partir del año 2020.

La agencia espacial estadounidense permitirá, además, que el espacio sea utilizado también para la filmación de películas y avisos publicitarios con el espacio abierto de fondo. Asimismo, instó a las compañías privadas vinculadas con los vuelos espaciales a proponer ideas para futuros módulos y espacios habitables que puedan acoplarse temporalmente a la EEI.

De este modo, las empresas interesadas tendrán la posibilidad de adquirir, por una determinada tarifa, tiempo de uso y espacio para elaborar, promocionar o someter a pruebas sus productos a bordo de la EEI. Para ello contarán también con la opción de recurrir a los servicios y asesoramiento de los astronautas de la NASA, o bien enviar a su propio personal.

Sin embargo, la explotación comercial de la EEI será acompañada de ciertas limitaciones. Así, este tipo de actividades no deberán consumir más del 5 % de los recursos de la NASA a bordo. La carga útil enviada allí con tal propósito tendrá un límite de 175 kilogramos al año, mientras que las actividades comerciales de los astronautas de la agencia espacial no podrá exceder las 90 horas anuales. A su vez, solo se admitirán dos vuelos al año de astronautas privados, cuya estadía deberá ajustarse a un máximo de 30 días.

En cuanto a las tarifas por estos servicios, la NASA cobrará 11.250 dólares al día a cada turista espacial por utilizar el sistema de soporte vital y los baños, sin contar otros 22.500 dólares diarios por insumos tales como comida, aire y medicinas, y 42 dólares por cada hora de kilovatio. De esta manera, la agencia espacial pretende obtener nuevas fuentes de ingreso y lograr que la explotación de la EEI sea más redituable.

Con información de ACTUALIDAD RT y NASA.GOV