Michoacán, Querétaro, Guanajuato, Morelos, Jalisco, Puebla y Estado de México son de los estados con más problemas de abastecimiento de combustible, con una afectación de un 30 a un 50 por ciento de gasolineras en cada entidad.

En Michoacán, la falta de gasolina se agravó desde finales de 2018 y a una semana el problema continúa. Un 40 por ciento de las estaciones se encuentran cerradas y al día pierde un aproximado de 30 mil pesos, según el empresario Mauricio Prieto.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que hay un problema de desabasto en el país del cual ya se está trabajando para resolverlo, por lo que pidió la compresión y el apoyo de la sociedad ante esta crisis.

¿Cuál es el problema?

Las autoridades de seguridad han reportado una pérdida de 66 mil millones de pesos anuales en el robo de combustible, mejor conocido como el ‘huachicoleo’, donde las entidades arriba mencionadas y hoy con problemas de desabasto, además de Tamaulipas, encabezan la lista donde más se comete este delito.

Con la llegada de AMLO al poder anunció un plan para combatir el ‘huachicol’, en el cual estaban involucrados funcionarios de Pemex. Desde entonces se han implementado operativos, con los que se han asegurado unos 390 mil litros.

Desde diciembre, Pemex ha tenido que cerrar los poliductos que provocan la escasez en las Terminales de Abastecimiento y Reparto (TA) en  al menos cinco estados: Puebla, Guanajuato, Jalisco, Estado de México y Querétaro, de ahí la carencia del carburante.

El diario Excélsior señala, en base a documentos, que en estos estados hay un 48 por ciento de las tomas clandestinas, por lo que hay “intermitencia o suspensión permanente de Poliductos”, por ende escasez de gasolina.

Otras versiones apuntan que varias estaciones compraban combustible robado, como lo indica la periodista Ana Lilia Pérez en su libro Pemex Rip, donde señala que el carburante se distribuye, gracias al apoyo de gobierno municipal y empresarial, tanto en un sistema ilegal de expendios como en gasolineras oficiales y legalmente establecidas.

Su costo es de un 50 por ciento más barata que comprarla directamente con la petrolera mexicana, de ahí que tras la implementación del operativo contra ‘el huachicol’, en el que participan 15 se han visto afectadas.

¿Qué dice AMLO?

El mandatario mexicano declaró que la falta del carburante se debe a complicaciones en la distribución de pipas en las diferentes estaciones de la región centro del país, debido a algunos cambios en su administración, y negó que sea por el cierre de ductos.

“Como se están dando estos cambios puede ser que haya en algunos puntos desabasto, pero se está atendiendo y pido a los ciudadanos la comprensión y el apoyo. Estamos procurando que se resuelva pronto”, dijo.

Además pidió no comprar combustible robado, pues tiene el reporte de que hay empresas constructoras que se abastecían de combustible ilegal “pedimos que nos ayuden que no compren combustible robado, que nos ayuden todos”.

Así mismo, pidió  a las empresas que compraban combustible robado a que “se porten bien”.

Con información de : Revolución 3.0

Foto por: : Oscar Uscanga