Personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), en coordinación con elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y Policía Municipal de Morelia; inspeccionó cuatro aserraderos en la localidad de Ichaqueo, del municipio de Morelia, Michoacán, en donde aseguró un total de 463.68 metros cúbicos de madera de pino, encino, cedro blanco, oyamel y otras hojosas, al no acreditarse su legal procedencia.

 

De acuerdo con datos obtenidos por este medio los decomisos se dieron en seguimiento a denuncias ambientales derivadas de tala clandestina en la serranía de San Miguel del Monte, se llevaron a cabo las inspecciones forestales en diversos aserraderos en esa zona, con la finalidad de verificar su legal funcionamiento, almacenamiento y transformación de materias primas forestales maderables.

 

La madera asegurada corresponde a las especies de pino, encino, cedro blanco, oyamel y otras hojosas, al no acreditarse su legal procedencia.

 

Asimismo se detalló que fueron 7,387 piezas de madera con un volumen de 103.261 m3 escuadría de pino, cedro blanco y encino; 320 trozos de pino con un volumen de 51.869 m3 rollo y 308.55 m3 de material celulósico (leñas, ramas y puntas, base para la elaboración de celulosa y papel).

 

Los infractores podrían ser sancionados con multas de 100 a 20,000 veces la Unidad de Medida y Actualización, independientemente de las sanciones penales establecidas en el Capítulo Segundo relativo a la Biodiversidad, artículo 419 del Código Penal Federal.

 

El personal actuante de la Profepa inspeccionó cuatro aserraderos, asegurando precautoriamente madera en rollo y con escuadría (tablas, tablones, polines, vigas, palillo y material celulósico) de pino, cedro blanco, oyamel, encino y otras hojosas.