La primera clase magistral del cineasta fue llamada “De Geometría a La Forma del Agua”, habló sobre la evolución de su trabajo a lo largo de sus películas.

También, Del Toro animó a hacer cine y poner mucha rabia y empeño por más que les cierren las puertas, hablando justo de su experiencia, además, habló de lo complicado de hacer cine en México y cómo eso vuelve todo más fácil en otros lugares pues por más difícil que sea, nunca lo será tanto como en nuestro país.

Del Toro mencionó “Cuando ya pudiste hacer cine en México, puedes hacer cine en donde sea. Cuando me grillan en el extranjero… ¡Pues ya estuve en la UdeG!”.

“Cuándo la gente dice ¿pero qué hay de mexicano en tus películas?, yo les digo ¡Pues yo, güey! ¿Tú crees que a otra nacionalidad se le va a ocurrir que haya un dios primigenio del agua viviendo en la pinche tina y se lo parchen?”.