El policía estatal, Jorge García Rivera, de 44 años de edad, perdió la vida al recibir atención médica, luego de una intensa batalla contra las severas lesiones que sufrió al momento de caer de una patrulla que a decir de sus mismos compañeros llevaba sobrecupo. El oficial fue donador de órganos, confirmó la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

 

De acuerdo con la información conocida sobre el tema durante la labor periodística, Jorge se accidentó el sábado anterior en un operativo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en la Tierra Caliente michoacana.

 

La unidad de la SSP en la que iba transitaba por el tramo carretero Churumuco-Zicuirán, sin embargo a la mitad del camino, a la altura del “Puente del Jazmín”, el uniformado se zafó de donde iba agarrado, cayó a la cinta asfáltica y sufrió un traumatismo craneoencefálico severo.

 

De acuerdo con las versiones de los compañeros de García Rivera, la patrulla en la que éste iba llevaba un sobrecupo, en la que incluso eran cargados refrigeradores y colchonetas. Uno de los efectivos que presenciaron el suceso, quien no brindó su nombre por temor a represalias, narró a este medio: “La camioneta iba con exceso de cosas y de elementos, en una brusca maniobra Jorge se soltó y así pasó el accidente, todos corrimos a ayudarlo y nos preocupamos mucho al verlo sangrar de los oídos”.

 

El policía fue auxiliado por sus compañeros de armas, canalizado a un hospital de la ciudad de Nueva Italia en el municipio de Múgica, posteriormente trasladado a Apatzingán y al final fue llevado al hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social en la demarcación de Charo, donde desafortunadamente pereció recientemente.

 

Dentro de su última voluntad, Jorge fue donador de órganos y éstos servirán para ser entregados a personas que los necesitan y que podrán vivir con la ayuda y la buena voluntad de este uniformado y de su familia.

 

Ante este accidente los propios policías estatales denunciaron públicamente ante esta redacción, sin brindar sus nombres por obvias razones, que a diario viajan y trabajan en condiciones deplorables con sobrecupo de pasaje en las patrullas, con unidades con llantas lisas y diversos problemas mecánicos, así como con carencia de equipo en cuanto armamento y de protección como chalecos antibalas, por ello exhortaron al secretario de Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona Martínez, que tome la responsabilidad de su cargo para garantizar que la integridad de la tropa no se vea afectada y que los operativos no acaben en tragedias como la ya expuesta.

 

Jorge donó vida

 

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó la noche de este lunes en un comunicado de prensa, que emitió un dictamen de no inconveniente para concretar una donación multiorgánica del policía, Jorge García.

 

La institución detalló: “Luego de notificarse la pretensión de llevar a cabo ésta acción altruista – la donación de órganos- y atendiendo a los lineamientos establecidos en el Protocolo Estatal de Donación de Órganos y Tejidos con Fines de Trasplante, el equipo multidisciplinario de la PGJE se constituyó en dicho nosocomio para realizar las actuaciones correspondientes.

 

“El médico legista certificó la muerte cefálica y determinó que la causa del deceso fue derivado a traumatismo craneoncefálico severo; por tal motivo el agente del Ministerio Público emitió dictamen de no inconveniente para la extracción, lográndose la procuración de ambos riñones y ambas corneas, corazón, hígado, piel y tejido musculoesquelético.

 

“Es de resaltar que la viabilidad de los órganos procurados obedeció a la pronta actuación realizada en apego a este protocolo establecido, a efecto de dar certeza a estos procedimientos altruistas.

 

“La PGJE refrenda su compromiso de coadyuvar en el mejoramiento de la calidad de vida de la población”.