El Organismo Operador de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de Morelia (OOAPAS) informa que trabajadores de esta paramunicipal mantienen guardias desde el inicio de la contingencia que se presentó la noche del domingo 22 de octubre, para desalojar el agua estancada en las colonias afectadas por las lluvias, así como para mantener en operación los cárcamos y los equipos hidroneumáticos que circulan por la ciudad para desazolvar coladeras y redes sanitarias que se encuentran saturadas.

De acuerdo con la paramunicipal, ya bajaron los niveles de ríos y drenes de la ciudad. Al momento se reporta que el Río Chiquito se encuentra al 40% de su capacidad, mientras que el río Grande está al 87%. Los drenes también han bajado su tirante por debajo del 85%.

De acuerdo con el personal que se encuentra recorriendo las zonas afectadas, se ha desalojado el agua estancada en la mayoría de las calles que presentaban inundaciones y encharcamientos severos, aunque se siguen atendiendo los reportes de la ciudadanía.

Cabe destacar que los equipos de bombeo continúan trabajando sin parar y el personal de guardia mantiene el monitoreo de los niveles de agua en ríos y drenes.