Ciudad de México, a 27 de febrero de 2018.- Pemex tuvo mejoras operativas durante el año que se reflejan en la generación de flujo de efectivo, la utilidad de operación y una reducción del ritmo de endeudamiento neto, en concordancia con lo establecido en el Plan de Negocios 2017-2021, informó la paraestatal.

Petróleos Mexicanos cumplió con su meta de balance financiero de -94 mil millones de pesos. Las ventas aumentaron 30% en 2017 con respecto al 2016 mientras que los correspondientes costos de ventas crecieron 15% (sin considerar el rubro de deterioro de activos fijos).  La utilidad de operación ascendió a 107 mil millones de pesos.  El margen EBITDA 1/ en 2017 fue de 30%, superior al registrado en 2016 que fue de 23%.  El endeudamiento neto incurrido en 2017 fue menor al techo aprobado por el Congreso de la Unión, y ascendió a 72.4 mil millones de pesos.

Cabe mencionar que, a pesar de las mejoras operativas y financieras alcanzadas durante el año, Pemex presentó una pérdida neta de 333 mil millones de pesos. Esta pérdida se explica en su mayor parte por el efecto de la aplicación de las normas contables internacionales (International Financial Reporting Standards, IFRS) en el rubro “deterioro de activos fijos.” Ese rubro no representa flujo de efectivo.

En 2017, Pemex protegió su balance financiero contra posibles caídas en el precio del petróleo a través de la contratación de coberturas petroleras. Para 2018, continúa con dicha práctica, cubriendo el precio de la mezcla mexicana de crudo a 48.5 dólares por barril, de acuerdo con el precio determinado en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Gracias a los instrumentos que proporciona la Reforma Energética, y de acuerdo con el Plan de Negocios 2017-2021, Pemex continúa materializando asociaciones estratégicas con una cartera de socios creciente que facilita la adopción de las mejores prácticas a nivel internacional.