El pasado 21 de mayo en la plaza comercial Pantanal Shopping, ubicada en Cuiabá, la capital del estado de Mato Grosso, en Brasil, se llevó un evento que ha despertado indignación en redes sociales, ya que a través de una pasarela, decenas de niños y jóvenes huérfanos  de entre 4 y 17 años desfilaron ante varias personas con la esperanza de ganar “visibilidad” y encontrar una nueva familia.

De acuerdo con medios locales, el evento que se realizó en territorio brasileño fue una iniciativa de la Comisión de Infancia y Juventud de la Orden de Abogados de Brasil y la Asociación Mato Grosso de Investigación y Apoyo a la Adopción, quienes ahora deberán declarar ante el Departamento de Asuntos Internos de la Justicia de Mato Grosso, quien a su vez tendrá la obligación de investigar e informar al Consejo Nacional de Justicia (CNJ) sobre la realización del desfile “Adopción en la pasarela”, el cual fue fuertemente criticado.

Por su parte, Tatiane de Barros Ramalho, presidenta de la comisión que se encargó de impulsar este “evento”, dijo que las cosas no fueron como las contaron los medios de comunicación, y que ella no le ve nada de malo a lo que pasó pues este desfile es “una noche para que los aspirante puedan conocer a los niños, para que la población en general tenga más información sobre la adopción, y también para que los niños tengan un día diferente, en el que se acicalen el pelo, la ropa y el maquillaje”.

Además, dijeron que se sacaron de onda con la indignación de la gente, pues esta es la tercera ocasión en la que los niños desfilan por la pasarela e incluso cuentan con el apoyo de algunas tiendas del centro comercial, ya que muchos se especializan en artículos para niños.

 

Con información de: Stephania Carmona