Parteras tradicionales, piedra angular en la atención de la mujer embarazada y el recién nacido

365

Con acciones de promoción a la salud y la vigilancia estrecha de los habitantes en
comunidades apartadas, las más de 6 mil 600 parteras tradicionales son la piedra angular
del programa IMSS-BIENESTAR en la atención de la mujer embarazada y la persona
recién nacida, afirmó la doctora Martha Elena Celis Téllez, jefa del Departamento de
Participación Comunitaria.


En el Día Internacional de la Partera, que se conmemora el 5 de mayo, la especialista
comentó que estos hombres y mujeres, además de ser líderes en su comunidad, son parte de la medicina tradicional de los servicios locales y la mayoría lleva más de 40 años
trabajando de manera altruista en el programa IMSS-BIENESTAR.


Mencionó que de los 18 estados donde tiene presencia esta estrategia, Chiapas concentra
la mayor población de parteras con 2 mil 770, seguido de Veracruz, Puebla, San Luis
Potosí y Oaxaca, donde las edades están por arriba de los 60 años, quienes de manera
lúdica enseñan a mujeres jóvenes la medicina tradicional que se practica en las
comunidades.


La labor de estos hombres y mujeres fortalecen el lazo con las Unidades Médicas Rurales
(UMR) y con los equipos de salud “para mantener una buena salud antes, durante y
después del embarazo, evitar muertes maternas y si existe alguna complicación derivarlas en forma oportuna a las Unidades Médicas y Hospitales Rurales con los que cuenta el programa”.

Detalló que además de acompañar a la mujer embarazada y apoyar en los cuidados al
recién nacido, las parteras o matronas también coadyuvan a mejorar las estrategias en
acción comunitaria, brindan orientación nutricional y en la elección de los métodos de
planificación familiar, además de promover la lactancia materna y la vacunación.
La jefa del departamento de Participación Comunitaria del programa IMSS-BIENESTAR
precisó que cada dos meses los y las parteras tienen un intercambio de experiencias con los equipos de salud, sin la intención de medicalizarlas, únicamente para mejorar sus
destrezas y habilidades para detectar oportunamente complicaciones y atenderlas de
manera inmediata.


El programa IMSS-BIENESTAR apoya la labor altruista de estos hombres y mujeres con la
dotación de material de curación y equipo, mismo que se esteriliza en las UMR para
mantener las medidas de higiene y reforzar la colaboración entre la medicina tradicional
con la institucional.

La doctora Celis Téllez mencionó que para el programa IMSS-BIENESTAR la labor de
estos hombres y mujeres es primordial para cuidar la salud de los habitantes en las
comunidades y deseó que “esta profesión ancestral no se pierda y ojalá tengamos más y
más parteras tradicionales”.