Para el 2020 México estrenará pasaporte electrónico

306

La Secretaria de Relaciones Exteriores, se está preparando para estrenar un pasaporte electrónico, el cual incluirá datos biométricos, chip y grabado láser que harán al documento de identidad para viajar al extranjero imposible de falsificar. Y eso no es todo, al tiempo también facilitará la protección de datos personales y ayudará a disminuir los riesgos de suplantación de identidad.

El organismo se encuentra realizando un estudio para validar si el papel de policarbonato es el más adecuado para colocar el chip, si se hace a través de un grabado láser, o bien, ocultando el chip en el forro de la libreta y proteger la hoja de datos con una lámina de seguridad como calcomanía, tal como lo hace la Unión Europea.

Pero lo cierto es  que la SRE ya cuenta con una base de datos de huellas digitales, así como de iris ocular, ya que al menos desde el 2018 la secretaria implementó un sistema de reconocimiento de iris, al que se han sometido varios cientos de mexicanos que han ido a tramitar o renovar su pasaporte.

Además de esto, se planea que el nuevo pasaporte electrónico cuente con todos los datos biométricos posibles, que son todas las características físicas y fisiológicas únicas de cada persona. La secretaría ha explicado en un comunicado que con estas modificaciones, se “pretende evolucionar el pasaporte tradicional a un documento de vanguardia, que guarde armonía con la normatividad internacional y sus estándares de seguridad”.

Aunque aún no queda claro en qué momento del 2020 se lanzaría el pasaporte electrónico, la Secretaria de Relaciones Exteriores, informará en su momento la logística del cambio. Es decir, si la implementación del nuevo pasaporte será conforme los antiguos vaya expirando, o en su defecto si todos tendremos que hacer el trámite en u periodo de tiempo determinado. El organismo gubernamental estima que la producción total será de 2.6 millones de pasaportes en la Ciudad de México y de 14.5 millones en el resto del país.

Con información de: Adriana Alanís