Órganos autónomos, contrapeso del poder: Yurisha Andrade, Presidenta del TEEM

248

Morelia, Mich., a 23 de octubre de 2020.- La desaparición de los órganos autónomos sería un retroceso para nuestra democracia, advirtió la doctora Yurisha Andrade Morales, Magistrada Presidenta del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM), al participar en la mesa redonda denominada “La función de la división de poderes y los órganos constitucionales autónomos en el presidencialismo carismático en México”.

El gobierno analiza la desaparición de más de 100 órganos autónomos para ajustar la administración pública a la nueva realidad del país bajo el argumento de ahorrar recursos, refirió la juzgadora michoacana en el encuentro académico con integrantes del Posgrado de Derecho de la UNAM, del INE, del INAI y del Colegio de Profesores e Investigadores en actividades académicas formales en universidades extranjeras de excelencia A.C. (Copuex).

La Magistrada Andrade Morales consideró que, ante un sistema presidencialista autoritario, sin órganos autónomos, no es posible garantizar derechos humanos, transparencia y sufragio efectivo.

La mesa redonda contó también con las participaciones de Ignacio Hurtado Gómez, Presidente del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), del catedrático Jorge Molina Piñeiro, Presidente de Copuex; de la Magistrada Gabriela Nieto Castillo, Magistrada del Tribunal Electoral del Estado de Querétaro; del Magistrado de la Sala Regional Toluca del TEPJF, Alejandro David Avante Juárez; y del profesor Alfonso Villagómez, de la Universidad La Salle Morelia.

En transmisión en vivo, Andrade Morales planteó que los órganos autónomos (integrados por personal especializado, con paridad e inclusión de grupos en condición de vulnerabilidad) hacen un verdadero contrapeso en el ejercicio del poder.

Según algunas críticas, los órganos autónomos nacieron por una moda, generan distorsión en la división de poderes y actúan con una relativa ausencia de legitimidad democrática. Arguyen también inoperancia de las instituciones de transparencia y señalan al INE como el órgano electoral más costoso del mundo.

La Presidenta del TEEM anotó que, desde que existen elecciones organizadas por una autoridad independiente, ningún candidato presidencial había logrado más del 50 por ciento de los votos por sí mismo, hasta el año 2018. Apuntó además que en los últimos 5 años ha habido alternancia en 21 gubernaturas, lo que constituye un fenómeno sin precedentes en la vida política nacional.

La doctora explicó que la autonomía de los órganos autónomos de México fue impulsada por la necesidad jurídica e histórica de depositar en un órgano independiente la organización de las elecciones, aparejada a procesos de transición de la democracia.

La Magistrada Andrade señaló que las urnas del 2018 reflejaron que el desencanto ciudadano es con el entorno político y no con la democracia. “El desencanto es con el gobierno y con los partidos, no con las urnas, con esas herramientas privilegiadas para expresar malestar y detonar los cambios”, acotó en su disertación.

Los órganos autónomos surgen para enfrentar los defectos perjudiciales de la partidocracia, tener especialización técnica-administrativa, garantizar imparcialidad y cumplir funciones propias del Estado que no deben estar sujetas a la coyuntura política.

Los órganos autónomos forman parte del Estado y suponen una evolución de la doctrina de la separación de poderes, en busca de control, agilidad, transparencia y especialización, abundó la Magistrada, durante su exposición en la mesa redonda 45 del XXII curso anual de apoyo académico a la Coordinación del programa de Posgrado en Derecho de la UNAM y a los estudios profesionales en derecho, ciencias políticas y sociales aplicado a México.