Hace 12 años, el exjugador de fútbol americano, en una entrevista para la cadena Fox,  los detalles del escabroso asesinato de Nicole Brown, su esposa. Esta se perdió en los archivos en la cadena.

O.J fue declarado inocente en 2006 y quedó en libertad ya que la fiscalía no pudo demostrar que hubiese sido el autor del crimen. Judith Regan, la entrevistadora, pudo hacer que O.J dijera las siguientes palabras:  “No recordaba haberlo hecho, pero obviamente debí hacerlo cuando encontraron el guante allí”.