Todavía no acaba el año 2018, ni las malas noticias para Mark Zuckerberg y Facebook, luego de surgir un nuevo escándalo relacionado a la privacidad de datos.

Y es que, de acuerdo a una serie de correos electrónicos internos de la empresa citados por The Wall Street Journal, hace varios años la compañía consideró comerciar con los datos de sus usuarios.

 

Los ejecutivos de la red social discutieron en los correos cómo alentar a los anunciantes a gastar más dinero en el servicio, a cambio de un mayor acceso a la información del usuario.

Aunque esto no se concretó y solamente quedó en un plan, demuestra que escándalos como el de Cambridge Analytica tal vez pudieron ser algo predecibles.

Los correos electrónicos en cuestión pronto podrían ser públicos, ya que el Parlamento del Reino Unido los confiscó a un desarrollador externo, tras una demanda presentada por la empresa de software Six4Tree, que afirma que Facebook creó lagunas de privacidad que permitieron a Cambridge Analytica obtener datos de los usuarios.

Damian Collins, que encabeza el Comité de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes del Parlamento británico, afirmó que el Gobierno del Reino Unido podría divulgar documentos “durante la próxima semana”.

 

Al respecto, Facebook aseguró que las conversaciones incluidas en los correos electrónicos son de años atrás y que la compañía finalmente decidió no cobrar por el acceso a los datos de los usuarios.

Por último, señaló que la demanda de Six4Tree no tiene fundamento y que los documentos solo presentan parte de la historia sin un contexto adicional y de manera engañosa.

Con información de: TELEMUNDO

Foto de: Getty Images