Una mujer que sostenía una relación con un hombre pidió un último beso con el fin de terminar el noviazgo, pero ella le arrancó la lengua de una sola mordida.

Adaia López Esteve, de 24 años de edad, salía con un hombre, quien fue su profesor de monitora deportiva. Ambos comenzaron una relación amorosa y el 27 de junio de 2017, el sujeto, de 40 años de edad, decidió romper con ella, debido a que la mujer tenía un comportamiento violento, según la Fiscalía de Barcelona.

Incluso, cuando Adaia recibió la noticia, destrozó varios objetos de la casa de su novio. La novia se marchó, pero poco después pidió una segunda oportunidad a su ex, así que le pidió un abrazo y un beso, momento que aprovechó la chica para morder la lengua del hombre y arrancarla de una mordida, la cual escupió al suelo.

Un vecino de la comunidad de Vilanova i la Geltrù escuchó los gritos de la víctima, quien se quedó en el suelo de su casa, desangrándose después del ataque. La mujer fue detenida posteriormente y la Fiscalía pide 8 años de prisión para la mujer.

Incluso, cuando Adaia recibió la noticia, destrozó varios objetos de la casa de su novio. La novia se marchó, pero poco después pidió una segunda oportunidad a su ex, así que le pidió un abrazo y un beso, momento que aprovechó la chica para morder la lengua del hombre y arrancarla de una mordida, la cual escupió al suelo.

Un vecino de la comunidad de Vilanova i la Geltrù escuchó los gritos de la víctima, quien se quedó en el suelo de su casa, desangrándose después del ataque. La mujer fue detenida posteriormente y la Fiscalía pide 8 años de prisión para la mujer.

Adaia no parece estar arrepentida. Días atrás, la joven publicaba un comentario irónico referido al caso en su cuenta de Facebook, en el que ponía: “¿Qué te parece? Luego dicen que soy delicada con la comida”.

CON INFORMACION DE: VANGUARDIA