Morelia, Michoacán.- 05 de noviembre de 2018.-

En Michoacán encontraron la fórmula para vencer los niveles de burocracia, que desalentaban la apertura de negocios en detrimento de su economía y el emprendurismo. En un año, el estado escaló 13 posiciones en el ranking nacional, una marca histórica.

 

Del lugar 30 que ocupaba todavía a mediados de 2017, la entidad pasó al lugar 17 del Índice Subnacional de Mejora Regulatoria (ISMR), que mide las prácticas de los procesos implementados para hacer más eficaz y eficiente la administración pública.

Los resultados de este conteo se dieron a conocer en el marco de la 41ª Conferencia Nacional de Mejora Regulatoria, Organizada por la Comisión Nacional (Conamer), que se desarrolló en días pasados en Tijuana, Baja California.

 

“Es un tema que el Gobernador (Silvano Aureoles) ha tomado como algo prioritario para que sea cada vez más fácil invertir y hacer negocios en Michoacán. La meta es llegar a ser uno de los cinco estados en mejores indicadores de mejora regulatoria”, destaca Jesús Melgoza Velázquez, secretario de Desarrollo Económico del Estado.

 

En entrevista, el responsable de la política económica en la entidad afirma que el escalar posiciones se da como resultado del trabajo que realiza el Gobierno del Estado en esta importante materia.

 

“Se cumplió en temas importantes (para alcanzar el objetivo)”, expresa.

 

Entre esas metas, el funcionario enumera algunas: la publicación de la Ley de Mejora Regulatoria del Estado, el 19 de febrero de este año; la instalación del Consejo Estatal de Mejora Regulatoria, en marzo; la firma del acuerdo de simplificación y los primeros pasos en la operación del Programa Estatal de Mejora Regulatoria.

 

Y es que, en este tema, Michoacán estaba reprobado.

 

De acuerdo a los mismos indicadores, la entidad se encontraba en la posición 30 del indicador a nivel nacional, con un total de 0.74 puntos que representaba un porcentaje de cumplimiento muy bajo, de apenas 14 por ciento.

 

Menos candados, más inversión

 

Las grandes economías fincan gran parte de su éxito en la simplificación de trámites, de acuerdo con especialistas.

 

Y es que, cuando una persona -física o moral- desea abrir un negocio de cualquier giro, tiene que cumplir con una serie de requisitos; desde obtener documentación que le dé certeza, hasta iniciar trámites en diversas instancias gubernamentales. Todo este procedimiento puede tardar horas, días, semanas e inclusive meses.

 

Entre cada trámite, el interesado o interesada debe invertir tiempo y con ello recursos, que pueden poner en riesgo sus deseos de abrir su negocio o ampliar inversiones.

 

Es por ello que cuando las autoridades son más eficientes, los tiempos de respuesta se reducen y por ende, se incrementan las oportunidades de competencia, de inversión, se dinamiza la economía estatal y se genera una cadena de valor.

 

A ese procedimiento de reducir la tramitología y burocracia, se denomina Mejora Regulatoria.

 

Dicho de otra manera, se trata de la creación de normas claras, trámites y servicios simplificados e instituciones eficaces, para obtener el mayor valor posible de los recursos disponibles y su óptimo funcionamiento, además de combatir la corrupción.

 

Bajo esa mística, en diciembre de 2015 el Gobernador Silvano Aureoles Conejo firmó un convenio con la entonces llamada Comisión Federal de Mejora Regulatoria (COFEMER), para simplificar los trámites para la apertura de nuevas empresas, mediante una agresiva reingeniería administrativa.

 

Para ese año, el proceso promedio para la apertura de una empresa dentro de un municipio requería en promedio de un lapso de 30 días, visitar al menos tres dependencias con un cúmulo de documentación que el usuario debía trasladar al menos en 14 ocasiones, así como la realización promedio de dos pagos.

Con el convenio, se estableció el objetivo de reducir hasta en un 70 por ciento los tiempos y costos en trámites y hacer a Michoacán más atractivo para las inversiones.

 

Hoy, el objetivo es que se otorguen licencias temporales de manera inmediata y las definitivas en 72 horas, se visite solamente una dependencia, se reduzcan a seis los traslados de documentación y el nulo pago aplicable a los giros de bajo impacto, como papelerías, abarrotes, venta de ropa, tiendas de regalos, cibercafés, entre otros.

 

Para obligar por ley tanto a cumplir con una regla transparente, sencilla y eficaz en el Gobierno del Estado y municipios; en septiembre de 2016 se envió al Congreso del Estado la iniciativa de la Ley Estatal de Mejora Regulatoria, misma que fue aprobada y publicada en el Periódico Oficial del Estado, en febrero del presente año.

 

Para involucrar a todos los sectores en este proceso de mejora, en marzo de este año se instaló el Consejo Estatal de Mejora Regulatoria, integrado por autoridades estatales, el Tribunal de Justicia Administrativa, cámaras empresariales, presidentes municipales y la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer).

Simplificación, un motor económico

 

Hoy, Michoacán tiene menos ventanillas que sortear para aperturar un negocio, situándose por arriba de la media nacional en esta materia.

 

De acuerdo al diagnóstico realizado por la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), en la entidad se realizan 879 trámites y servicios de todo tipo.

 

El tiempo promedio de resolución para estos trámites, hoy en día, es de 19 días –ya no de 30- y participan seis personas en el proceso de dicha resolución.

 

Nada mal para un estado que, en el año 2016, la organización Doing Business -dedicada a realizar mediciones de las normas que regulan la actividad empresarial y su aplicación-, calificó en el lugar número 12 a nivel nacional para la facilidad de hacer negocios y en el lugar 15 como un gobierno eficiente, pero 27 en materia de competitividad.

 

Eliminar trámites engorrosos era inaplazable. Y en el último año los resultados han sorprendido a los evaluadores.

 

Y es que la simplificación no solamente incentiva y potencializa la inversión; también reduce pérdidas económicas de manera significativa.

 

De acuerdo a los expertos, el costo económico de los trámites en Michoacán puede alcanzar los 2 mil 462 millones de pesos, es decir el 1.37 por ciento del PIB estatal; con las políticas de mejora regulatoria se proyecta ahorrar mil 35 millones de pesos en esta materia.

EN NÚMEROS…

  • 30 lugar ocupaba Michoacán en materia de mejora regulatoria
  • 17 lugar ocupa hoy en día
  • 13 posiciones escaló en un año
  • De 30 días que en promedio se llevaba hacer un trámite, hoy son 19 días
  • 2 mil 462 millones de pesos, el costo de trámites anuales
  • 1.37% del PIB, representa el costo de los trámites
  • Mil 35 millones de pesos se ahorrarán con la simplificación