Este terrible crimen ocurrió el pasado 1 de junio en Samambaia. Policía Civil del Distrito Federal Brasileño investigan el cruel asesinato del pequeño llamado Rhuan Maycon, un menor de nueve años, quien fue castrado, acuchillado y decapitado por su presunta madre y madrastra mientras el pequeño dormía.

Según los informes policiales, la castración se había llevado a cabo un mes antes del asesinato; las mujeres habían mutilado el pene y extirpado los testículos del pequeño, motivado por una venganza en contra del padre del menor, así como un profundo odio por el niño.

Luego del asesinato, las mujeres pretendían descuartizar para posteriormente quemar el cuerpo de modo que no pudieran identificarlo, sin embargo, no alcanzaron a hacerlo del todo y procedieron a meter los restos de la víctima en una maleta que ocultaron en una alcantarilla.

Las mujeres fueron detenidas el pasado 1 de junio y podrían ser condenadas a 57 años en prisión con cargos de tortura, mutilación grave y asesinato. La policía cree que esas conductas fueron motivadas, además de odio hacia el niño, por un extremismo feminista, debido a que la castración pretendió ser un cambio de sexo al niño.

¿Qué opinas?