Por Víctor Americano/@americanovictor

Desde hace décadas hubieron voces que se alzaron y denunciaron una brutal corrupción en Petróleos Mexicanos. Así es, la paraestatal ha soportado lo inimaginable; desde las prácticas gansteriles de los líderes sindicales, ser la “caja chica” electoral y hasta el crecimiento exponencial del robo de hidrocarburos, huachicoleo, que todos sabían se iba agravando y nadie hizo nunca nada al respecto.

Desde Luis Echeverría, Carlos Salinas, pasando por las dos administraciones panistas y hasta Enrique Peña Nieto, el encubrimiento, intereses, corrupción y los lujos excesivos de los líderes sindicales, han dado de que hablar y ha reinado la impunidad total.

El Pemexgate

Por ejemplo, recordar que en el año 2001, se descubrió que desde el sindicato encabezado por Carlos Romero Deschamps, presuntamente se desviaron mil 500 millones de pesos para financiar la campaña presidencial del priísta, Francisco Labastida Ochoa, escándalo conocido como el Pemexgate, pero casualmente el supuesto delito, prescribió en agosto del año 2011, que porque la PGR no aportó más pruebas contra Romero Deschamps.

(Fotografía tomada de redes sociales)

Dentro de la causa penal 106/2003, Romero Deschamps fue acusado de peculado electoral por mil 500 millones de pesos, en su momento, el líder gremial logró echar abajo esa acusación, entonces el Ministerio Público Federal aún tenía posibilidades de replantear las pesquisas en su contra, pero no lo hizo, ¿por qué?, no lo sabemos.

¿Y los sobornos de Odebrecht?

En otro escándalo mayúsculo, hay que recordar que ejecutivos de la empresa brasileña, Odebrecht reconocieron ante autoridades estadounidenses que entre los años 2010 y 2014 habían pagado sobornos hasta por 10.5 millones de dólares a funcionarios mexicanos. En ese mismo periodo, Pemex le adjudicó de manera directa muchos proyectos a la empresa que sobornó y corrompió con sus negocios a empresas y gobiernos en toda América Latina. La gran diferencia es que en otros países los involucrados han sido investigados; pero en México, nadie ha sido tocado, mucho menos investigado.

AMLO vs huachicoleo

Hoy en día, el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador, ha anunciado una lucha sin cuartel en contra de la corrupción en la paraestatal petrolera; creo que debemos de otorgar el beneficio de la duda al actual presidente de México, porque aunque sí es molesto el desabasto de combustible, si es terrible que los ciudadanos paguemos, como siempre, con estas estrategias del gobierno, la verdad, el robo desvergonzado y a despoblado, que se registra a diario en Pemex, es algo que tiene que atacarse de frente y sin rodeos. Peor es que AMLO se quedara con los brazos cruzados y que siga permitiendo que nos roben a los mexicanos miles de millones de dólares cada día.

El presidente dijo que dentro de la empresa petrolera se encontró una red dedicada a robar y distribuir hidrocarburos, especialmente gasolina. “Es un grupo que extraía diariamente el equivalente a 600 carros cisternas, conocidas como pipas con capacidad de 15.000 litros cada una”, insistió.

“No estamos sólo hablando del llamado huachicol, la ordeña de ductos”, aclaró AMLO.

¿Reforma en puerta?

Hoy en día, El nuevo director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, dijo que habrá una reforma interna contra la corrupción. “Iniciaremos una profunda reforma ética y moral dentro de nuestra empresa, encaminada a un objetivo principal: erradicar la corrupción”, dijo el directivo en un correo enviado a sus trabajadores. Romero Oropeza escribió que, de esta manera, se recobrará para los trabajadores de la empresa “el orgullo de pertenecer a esta gran institución”.

Admitió que Pemex ha vivido momentos muy difíciles derivados de la falta de inversión para mantenimiento de sus instalaciones, ampliación de sus reservas, así como, el incremento, o por lo menos sostenimiento, de su producción, refinación y de la petroquímica.

Marko presiona

Sin embargo, algo de razón tiene el presidente del PAN en el país, Marko Cortés, al decir que “el combate al robo de combustibles no debe ser la excusa del desabasto que se está registrando principalmente en los estados gobernados por la oposición”; pero al mismo tiempo, se da un tiro en el pie, ya que las épocas de mayor escándalos de corrupción en Pemex y cuando más excedentes petroleros se registraron, fue en las administraciones federales panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón; si van a ser críticos, hay que agarrar parejo.

¿Entonces pa´cuándo?

Mientras todo esto sucede, lo cierto es que el desabasto de gasolina, o “retraso en la distribución”, como lo mencionó el vocero de AMLO, Jesús Ramírez, creció a más de 7 estados de la República, entre ellos Michoacán, lugares que es toda una odisea ir a echar gasolina a las estaciones de servicio, con hasta 3 o 4 horas de espera en las filas y en muchas hasta con servicio racionado, de 15 litros por automóvil.

Ojalá que estas acciones contra el huachicoleo generen diversos beneficios a la población, tales como el que baje el precio de la gasolina, que metan a la cárcel a los culpables y cómplices de los ilícitos y que pronto se restablezca de manera regular el abasto del hidrocarburo.

¿Será cierto?

¿Que el oriundo de Quiroga, Michoacán, Germán Martínez Cázares, actual Director General del IMSS del gobierno de AMLO, sería impulsado como candidato de Morena al gobierno de Michoacán en el 2021?