Llegó el Patrón “El Histrión” #Columna

540

El Histrión

Llegó el Patrón

Por Malí Hernández.- Conciliador, prudente y respetuoso. Alérgico a la corrupción. Buen padre y esposo. Risueño, aunque siempre trató de emular a su guía, Martín Godoy, y escondía invariablemente al público su vena bromista tan propia de los de tierra caliente.

Si hay que definir a Israel Patrón Reyes en una sola palabra, diez de nueve que han trabajado con él, la dijeron: certeza (el décimo lo definió como muy responsable).

El hombre originario del estado de Guerrero, pero michoacano por adopción y decisión propia, es así, sinónimo de seguridad, garantía y compromiso. Trabaja los 365 días del año, no se detiene. Trae reloj de 24×365, dicen.

Cierto, llegó como parte de un equipo poco agraciado a la vista social, y cómo no cuando el dueño del virreynato arribó arrasando con buenos y malos, sin respetar nada.

Cierto, se formó bajo la guía del fallecido Godoy Castro, que en gloria esté. Pero el muchachón tiene luz propia y se le nota, ha tenido que picar piedra, su origen no descansa en la opulencia social.

Cierto es también que no fue el mejor camino, ¿a quién le gustaría suceder en el cargo a su amigo fallecido en el cumplimiento del deber?, pero llegó a donde tenía que llegar; para eso se preparó durante los últimos años, en lo académico, en la práctica y hasta en lo moral, porque sabe que no puede haber justicia sin respeto, porque está convencido que la corrupción es un cáncer que sí se puede extraer de tajo, porque quiere a Michoacán y lo ha venido demostrando.

Desde la Coordinación de las Fiscalías en la Fiscalía General de Michoacán, Israel Patrón dejó en claro que en sus territorios no hay cabida para la corrupción y la doble cara; de ahí que haya sido refrendado en el cargo cuando Adrián López Solís arribó como Fiscal General de Michoacán. Se hallaron bajo el mismo cielo y prioridades.

La currícula de Patrón Reyes; su paso, corto pero sólido por Michoacán y las instituciones encargadas de brindar y garantizar la aplicación de la justicia y la garantía del seguimiento y cumplimiento de la estrategia que trazó cuando fue elegido gobernador de Michoacán, son las razones que llevaron a Silvano Aureoles Conejo a confirmar lo que Radiopasillo había soltado hace días: Israel Patrón Reyes es nuevo secretario de Seguridad Pública.

La decisión, aunque con un doloroso origen, es de estrategia y no tomada con el corazón o el estómago. Es lo que en estos momentos Michoacán necesita: garantía de continuidad, certeza; ahora el estado ocupa el cierre de filas, en serio. A nadie ayudan las bocas que gustan nomás de abrirse a lo puro tarugo, descalificando todo y reclamando nada. Son tiempos de madurez y de responsabilidad. Hay que ser congruentes.

Al final, el anuncio está hecho. Menudo paquete le ha dejado Silvano Aureoles Conejo al Fiscal General del estado, Adrián López Solís, con este nombramiento en Seguridad Pública. Le quitó, sin duda, uno de los artífices más importantes en la estructura de la hoy extinta procuraduría general de justicia.