Llega: Tina Modotti y la Vanguardia Fotográfica en México

238

Morelia, Michoacán, a 23 de julio de 2019.- El vasto universo creativo de la fotógrafa italiana Tina Modotti, llegará al Museo de Arte Contemporáneo “Alfredo Zalce” (Macaz), con una exposición que abrirá sus puertas el 24 de julio, organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y cobijada por la Secretaría de Cultura de Michoacán.   

De acuerdo con Vicente Guijosa, director del Macaz, la muestra “Tina Modotti y la Vanguardia Fotográfica en México”, tiene el fin de mostrar las imágenes vanguardistas que, la también actriz y activista, realizó en los años veinte dentro del territorio mexicano.

Sobre la producción de la artista visual, el Sistema Nacional de Fototecas explica que “Ante tantas biografías, resulta paradójica la escasa reflexión que existe en torno a la obra fotográfica de Tina Modotti. En mucho, esto se debe al tiempo que le tocó vivir, de notable movimiento cultural, en el que junto con ella surgen otras figuras fundamentales que se entrecruzan y se retroalimentan en el México de los veinte. Por ahí es que se comenzó a dar su mitificación, en donde sus amores y sus conflictos serán exaltados antes que su obra. Y aunque una cosa suele alimentar a la otra, Tina Modotti es, cuando así se requirió, una fotógrafa con conciencia de la expresión visual y de sus implicaciones sociales. En México fue sin duda, una pionera de las ideas vanguardistas en la fotografía”. 

También se señala que: sus ideas tuvieron eco, fueron asimiladas y revitalizadas por otros fotógrafos mexicanos, cuya lista es larga: Rafael y Antonio Carrillo, Luis Márquez, José Torres Palomar y los más evidentes Agustín Jiménez, Manuel Álvarez Bravo, Aurora Eugenia Latapí, entre otros.

Es incuestionable que la fotógrafa de las últimas dos décadas del siglo XX, sobre la que hay una exacerbación idolátrica de su persona, no es la misma que vivió en su tiempo –contra todo, ampliamente reconocida- pero que después permanecería largamente en el semiolvido -a su muerte en 1942.

Aunque hay que rescatar el trabajo que realizó Beaumont Newhall quien en dos ediciones de su célebre _Historia de la fotografía_ (1964 y 1972) la llegó a incluir como una fotógrafa singular y él mismo la contempla debido a la razón vanguardista contenida en sus imágenes, las motivaciones estéticas, ideológicas, sus búsquedas y hallazgos; todo en la muestra _Proto Modern Photography_ (Museo de Bellas Artes, Santa Fe, 1992).

En 1979, el INAH recibe ochenta negativos de la autora, donados por Carlos Vidali a nombre de su padre Vittorio, último compañero sentimental de la fotógrafa italiana; desde entonces son resguardados en la Fototeca Nacional, ubicada en el Exconvento de San Francisco en la ciudad de Pachuca, Hidalgo.