Ante el tránsito infernal de Ciudad de México muchas compañías de transporte compiten por ofrecer a sus habitantes soluciones de traslado cómodo y rápido. La empresa Voom entró a esa competencia con un servicio para volar, literalmente, encima del congestionamiento con helicópteros.

Voom, que es subsidiaria de la empresa francesa Airbus, lanzó una plataforma para reservar helicópteros bajo demanda en algunas rutas definidas en la Ciudad y el Estado de México, una especie de taxi aéreo.

A diferencia de las rentas de helicópteros, Voom es un intermediario entre el usuario y las empresas que vuelan las aeronaves, como Uber o Cabify pero de servicios de transporte aéreo.

Para el servicio en Ciudad de México, la empresa ofrece rutas entre tres destinos -Montes Urales e Interlomas, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y el Aeropuerto Internacional de Toluca- en horarios de vuelo que el usuario debe reservar.

Así funciona. El usuario reserva un vuelo en la plataforma de Voom, selecciona si quiere llevar equipaje (que solo puede ser una maleta y cuesta 500 pesos) y luego se sube a un helicóptero de alguna de las operadoras con que trabaja la compañía, ASESA o Pegaso.

El tiempo de vuelo entre esos destinos son de 12 hasta 23 minutos y aunque el costo es menor a la renta de un helicóptero, tampoco se trata de una tarifa accesible para todos los ciudadanos.

Un vuelo en helicóptero del AICM a Interlomas podría costar mínimo 2 mil 500 pesos, de Toluca a Interlomas unos 4 mil 500 y de AICM a Toluca desde 5 mil 500 pesos. Los precios son por solo una persona, según datos Voom desplegados en su plataforma.

Información de www.huffingtonpost.com.mx